El Alcalde José Felgueres, declaró este mañana que la limpieza de las manchas de vertidos finalizó con éxito y después de recorrer personalmente las playas y comprobar la desaparición del galipote, tomó la determinación de reabrir de nuevo los arenales.

 

En Rodiles la incidencia fue prácticamente nula, señala Felgueres, quién afirma que “desde el Ayuntamiento seguimos atentos para evitar cualquier riesgo, pero podemos decir que  no se ve ninguna mancha y la normalidad de los arenales es total”.