El puente sobre el río de Celada que une las parroquias de Celada y Valdebárcena, por fin ya puede ser utilizado. Los trabajos terminaron estos días, aunque aún faltan pequeños detalles como las barandillas. La obra era largamente esperada por los vecinos, que llevaban años demandando la obra. Según algunos como Nardo o Lalo, “llegó un momento que no se podía cruzar el antiguo puente por el mal estado y si los coches cruzaban el río pegaban en el suelo o les llegaba el agua a la carrocería”. “Este nuevo puente quedó muy guapo”, afirma Pelayo o Juan Manuel.