Redacción Villaviciosa

El pasado domingo se celebró entre las localidades de Arriondas y Llovio la XXVI edición del Descenso del Sella Adaptado. En el  evento al que acuden personas con discapacidad de todo el país consta de un tramo no competitivo, hasta la zona de la uña,  y con un tramo de 5 km. de competición, hasta Llovio

Para el desarrollo de la prueba  Federación de Deporte Adaptado, FEDEMA,  agrupa a un amplio número de voluntarios con el fin de que ninguna persona con discapacidad se quede sin poder realizar el descenso.  Este año  y como novedad la  sección de piragüismo el Ateneo Obrero  de Villaviciosa  abrió la oferta a todos sus socios familiarizados con el piragüismo para que se inscribiesen y colaborasen en la  iniciativa llegando a reunir, además de una buena representación de  voluntarios,  a un total de 9 palistas.

 

Según Alfonso Palacio responsable  de piragüismo del Ateneo maliayés,  "El Fedema siempre prepara esta regata con una organización impecable, tratándonos a los voluntarios de una manera excepcional. En consecuencia, desde nuestra  sección intentamos responder colaborando con todo lo que esté en nuestra mano. Esperamos que este primer descenso abierto a los socios se convierta en el principio de una bonita tradición dentro de nuestra entidad"

En el plano competitivo, la regata, una de las más disputadas de los últimos años,  contó con la participación del llamado, "Rey del sella adaptado", el villaviciosino, Jonás García  que junto a su compañero, José Andrés Blanco, tras una encarnizada batalla por el primer puesto se tuvo que conformar con la plata a prácticamente un segundo del k2 vencedor comandado por José Cougil y Adolfo Monteagudo.

No contó este año el descenso con la participación del también maliayés. "Récord Man", Ernesto Fernández, que cubrió la parte competitiva junto a Alfonso Palacio en un tiempo de 22:57,410 en la pasada edición.