Villaviciosa. Redacción Vicente Alonso

Todos los años en Navidad hacemos un villancico para felicitar a nuestro amigos, y a la gente de Villaviciosa sobre todo. Este año fue un año muy especial, porque pasamos un día en Covadonga y es precisamente de esa experiencia y el sentimiento experimentado allí, la inspiración para crear el villancico. Yo no conocía los Lagos y soy asturiana, por lo que ese momento fue algo muy especial. El villancico está dedicado a la Virgen de Covadonga y al entorno que la rodea, que es algo único. Eso sí es un villancico “de andar por casa”, como se suele decir, algo familiar”, así nos cuenta la Abadesa  María Luisa Picado Amandi cómo surgió la idea  de “Un paxarín parleru”.

Pero esta no es su primera composición musical, ya que la abadesa es aficionada desde niña a la música y ya tiene varias composiciones musicales para canto y piano, polifonía y algunas obras de contrapunto, con numerosas obras litúrgicas. Ha compuesto y tiene musicalizados  varios  villancicos más, aunque éste es el primero que escribe en asturiano.

 “Un villancico con el que además queremos felicitar las navidades a todo el pueblo de Villaviciosa y por supuesto a todos en general, explica la abadesa y sores  del convento

 

El canto está acompañado de instrumentos como, melódica,  castañuelas, pandereta, bongo africano,  rana de madera,  triángulo o guitarra. Lo cantan las ‘Sores’, María Pilar (María Flora Pérez del Caño),  Jane Syombua, la Abadesa, María Luisa Picado Amandi, Magdalene Muntindi, María Valdés Díaz, Andrea Hernández Vivar, y Silvia Jacome, en el coro del monasterio

 

Video. Villancico en asturiano ‘Un paxarín parleru’

https://www.youtube.com/watch?v=TXwN8Yt7d-Y

 

 

 

Video. Entrevista a la abadesa del Monasterio de las Clarisas, María Luisa Picado, donde nos cuenta la historia de como surgió este villancico

https://www.youtube.com/watch?v=lUnwPNxqh-o

 

 

 

Letra de  “Un paxarínparleru”

Abadesa María Luisa Picado Amandi

--------------------------------

Un paxarín muy parleru

canta na’cuevina Santa,

mientras María y José

baxen al mercáu a Cangas

 

Y al aire de los sos trinos

el Neñu duerme hasta el alba,

esperando que la luna

escóndase’na montaña

 

El un recodu del Priena

el monte suena a campaña

que repica como lloca

con ritmo de bruma y gaita

 

Ye que los vieyos pastores

que arriban tan’na cabaña,

han vistu cantar allegres

un ciento de voces blancas.

 

No son los escolaninos,

ni peregrinos que pasan,

son anxelinos del cielu

que formen una rondalla.

 

“Gloria a Dios en les altures

y  paz al hombre mortal”,

cante la tierra de gozu

porque llegó Navidá.

 

Un Neñu nos ha nacíu,

un fiu hoy se nos da,

envueltín en sos pañales

¡yes un cielu de rapaz!

 

Paxarín que en la enramá

cantes al fiu de Dios;

déxame tus trinos bellos

para cantáselos yo