Villaviciosa. Vicente Alonso

María Concepción Simón Sánchez “Conchita” nació el 24 de noviembre de 1918 en Villaviciosa. Ayer la Residencia Colegio San Francisco de Villaviciosa  le rindió un cariñoso homenaje con una fiesta donde no faltaron,  sorpresas, tarta conmemorativa. y el ‘mejor regalo’, la compañía de  sus familiares Portali, Elvira, Margarita, Blanca, Pili,  Miguel  y Guillermo Simón

FOTO: Conchita soplando las velas  de la tarta acompañada de familiares

 

 

Conchita siempre fue una enamorada de su Villaviciosa natal, “no hay villa más guapa  que la nuestra”, dijo toda la vida  convencida.   La centenaria comenzó a trabajar a los 13 años en la fábrica la Tierrina de El Gaitero, en donde se hacía fabada o sirope de manzana, llegando   a ser encargada. “Mi vida estuvo dedicada al trabajo y a mi afición por la costura que heredé de mi padre ‘Angelín el xastre’. Siempre me gustó además   la cocina y la repostería, que me entretenía mucho.  Tengo una receta propia de ‘suspiros de Villaviciosa’, que nunca se la he dicho a nadie”, asegura.

 

FOTO RECUERDO:  Conchita con sus  hermanos por la izquierda. Maria Jesús, Guillermo, Amalia Sànchez (madre)   Conchita y Mariano Simón Sánchez

 

 

Hermana del pintor Guillermo Simón, fue una mujer con un fino sentido del humor, que a veces había que entender. A sus cien años sigue gozando de buena salud y mejor memoria, aunque ha perdido audición, y la artrosis la ha dejado en una silla de ruedas. “Solo tomo una pastilla diaria para el dolor de rodillas,  por lo demás no me duele nada. No se cual es el secreto para cumplir cien años, quizás tomarme la vida con tranquilidad y cierto humor” explica convencida

En la  celebración del siglo de vida de Conchita,  además de sus sobrinas y otros familiares,  estuvo acompañada por los trabajadores y directora de la residencia, Ana Rodríguez. Tampoco faltaron al feliz acontecimiento, Pedro Gómez, en representación de Mensajeros de la Paz, y   la concejal de Servicios Sociales de Villaviciosa,  Lorena Villar

 

FOTO: La centenaria con la tarta conmemorativa

 

 

Todos felicitaron a la centenaria entregándole varios regalos, entre ellos  un ramo de flores, un ‘libro de vida’ con fotos recuerdo, y una placa del Padre Angel de la Asociación Mensajeros de la Paz, por la que se la nombraba “Abuela de Oro”. Conchita   sopló emocionada las velas de la ilusión de la  tarta de cumpleaños.  mientras le cantaban el “cumpleaños feliz”, recibiendo  un gran aplauso de los asistentes

Fue el broche final de las celebraciones de otoño de la Residencia Colegio San Francisco de Mensajeros de la Paz, que comenzaron el pasado miércoles con amagüestu música y teatro. Mientras ya  esperan las próximas actividades y celebraciones navideñas

 

Y fotos de recuerdo...

 FOTO: Conchita en 1.940

 

FOTO: María Concepción Simón Sánchez “Conchita” junto al pauque Ballina de Villaviciosa