NP Gobierno Principado de Asturias

El consejero de Medio Rural ha visitado hoy la planta de Villaviciosa para conocer los trabajos realizados

 

El Gobierno de Asturias ha apoyado la modernización y mejora de las instalaciones de Sidra Mayador (Manuel Busto Amandi, S.A.) en Villaviciosa, así como la implantación de certificados de calidad, con más de 200.000 euros en subvenciones. La Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial, a través de la línea de ayudas a industrias agroalimentarias y forestales, ha respaldado estas actuaciones, que han movilizado una inversión superior a los 700.000 euros.

 

El consejero Alejandro Calvo y la directora general de Desarrollo Rural y Agroalimentación, Begoña López, han visitado hoy la compañía para conocer los trabajos realizados. En concreto, la empresa ha puesto en marcha sistemas como el de reaprovechamiento de agua o el de tratamiento de fangos para la mejora de la  gestión ambiental de todo el proceso y ha logrado la certificación ISO 14001. También ha acondicionado una sala para catas y divulgación de productos, ha automatizado el envasado y ha incrementado la capacidad de los depósitos para sidra con denominación de origen protegida.

 

Foto  de la visita  y recorrido por las instalaciones con: Verísimo Busto, director de Sidra Mayador; el consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo; la directora general de Desarrollo Rural y Agroalimentación, Begoña López; Consuelo Busto, propietaria de Sidra Mayador; el alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, y el concejal Javier García.

 

La línea de ayudas a las industrias agroalimentarias y forestales permite a las empresas mejorar sus sistemas de producción y calidad. Además, facilita la planificación de las inversiones, ya que pueden desarrollarse a lo largo de tres años desde el momento en que se presentan las solicitudes. Las ayudas, de carácter plurianual, están cofinanciada por la Unión Europea a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader).

 

En el periodo 2015-2020, el Gobierno de Asturias destinó 2,2 millones a ayudas al sector sidrero, con el fin de consolidar un nicho económico moderno y eficaz. La inversión total por parte de las empresas en el último lustro ascendió a 7,3 millones.