NP Gobierno Principado de Asturias

27/07/2021

  • - El consejero de Medio Rural ha presentado este martes  programa, que cuenta con casi 1,5 millones de financiación con cargo al Plan Nacional de Resiliencia

 

  • - El proyecto potenciará los itinerarios ambientales de la zona y sus valores, con elementos informativos y miradores para facilitar la observación de flora y fauna

 

 

El Gobierno de Asturias pone en marcha un plan de recuperación de humedales y porreos en la Reserva Natural de la Ría de Villaviciosa, que cuenta con una inversión plurianual de casi 1,5 millones financiados con cargo al Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia. El consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, ha presentado hoy la actuación junto con el alcalde del concejo, Alejandro Vega, y la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa.

 

El proyecto, que comenzará a desarrollarse en 2022 con la elaboración del estudio y el diseño de la actuación, incluye la restauración de una amplia área del estuario, ocupada por praderas y pastizales. La iniciativa conllevará una importante recuperación del ecosistema que favorecerá a 17 especies de fauna de la zona y aumentará la extensión de seis de los hábitats de interés comunitario que allí existen. También tendrá repercusiones positivas en los invertebrados marinos, a través de la mejora de superficies para la reactivación de las labores de marisqueo.

 

El plan, enmarcado entre las actuaciones de restauración de ecosistemas e infraestructura verde del fondo de recuperación Next Generation EU, tendrá alcance nacional por su magnitud e interés, ya que servirá de referencia para otros ecosistemas vulnerables a la afección por cambio climático.

 

Los trabajos previstos incluyen la recuperación de zonas húmedas sobre praderas salinas con alto valor ambiental: los porreos de Sebrayu, El Salín, El Cierrón, El Porréu, El Retiro, La Enciena y Albatros, con el fin de reforzar estabilizar consolidar muros y eliminar elementos ajenos.

 

También se recuperarán las llanuras fangosas intermareales y se actuará sobre los porreos de El Cierrón Norte, Retiro Norte, La Marquesa, La Muslera, La Basona y La Encienona de Selorio. Asimismo, está previsto restaurar arenales con praderas de algas para mejorar la calidad de las aguas y la biodiversidad, en el entorno de la punta de la Barra y la margen izquierda de la ría. Otra de las líneas va dirigida a proteger áreas de alto valor frente a potenciales efectos de la acción de las personas.

 

Paralelamente, se potenciarán los itinerarios ambientales interpretativos de la ría y sus valores, colocando elementos informativos y miradores que faciliten la observación de flora y fauna.

 

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, organismo del que dependen estos fondos europeos, acordó con las comunidades el reparto territorial de los fondos en la última reunión de la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente. El principal objetivo es alcanzar un buen estado de protección de los ecosistemas, mediante su restauración ecológica, y revertir la pérdida de biodiversidad, de forma que se garantice un uso sostenible de los recursos naturales.