Este viernes tuvo lugar la  reinauguración-50 ANIVERSARIO de Casa Eutimio  con fiesta para conmemorar también  sus bodas de oro

El Restaurante Eutimio tiene sus orígenes en un pequeño local situado en frente de su actual ubicación. Entonces su nombre era Restaurante "Miramar".  Corría el año 1.964 cuando estos dos jóvenes emprendedores, Eutimio Busta Otero, nacido en  Luces,  y   su esposa,  Aida Rosales Cambiella,  de  Breceña Villaviciosa, deciden ganarse la vida en el mundo de la hostelería

 

Su fama  a base de trabajo, sacrificio, humildad,   y buen hacer reconocido por la clientela,  fue creciendo y consolidándose,  a base de ofrecer  los mejores pescados y mariscos del Cantábrico,  y otros manjares de nuestra tierra. Siempre poniendo por delante,  la calidad de la materia prima, mucho amor y profesionalidad, y mayor esmero en el servicio. Así  los clientes con el “boca a boca” nunca mejor dicho,  llegaron primero de toda Asturias, y después de toda España

A la par de la andadura profesional, fueron llegando los hijos, Maite, Marta, Aida, Ana Belén, Rafael, Fátima y María, que siempre colaboraron en el  negocio  en el día a día,  vacaciones y en  fines de semana.

Si hubiese que definir la trayectoria del Restaurante Eutimio o, mejor dicho, de Aida Rosales Cambiella y Rafael Eutimio Busta Otero, se definiría como trabajo, dedicación, sacrificio, amor a la profesión, calidad, servicio y honradez, una mezcla perfecta para ser merecedora a tantas distinciones como han tenido y, fundamentalmente, al Premio a la Excelencia y Calidad Turística 2.003 a la mejor empresa de Hostelería.

 

En los últimos años y con la apertura del Hotel Eutimio, y la empresa de conservas artesanales  del mismo nombre, el negocio toma un nuevo impulso gracias al sello que imprimen, dos hijos de Eutimio y Aida. Son María y Rafael Busta Rosales se forman para la profesión, y forman  un buen tandem  hostelero.  “Rafa” en la sala, donde es un experto en relaciones públicas, y en ofrecer el mejor servicio con cariño a los clientes, y María con la batuta gastronómica y un muy  alto saber culinario.  Tras este buen hacer hay muchos cursos y  años de formación hostelera y hotelera  en escuelas del sector, y mucha voluntad de intentar mejorar lo aprendido  de sus padres, pero sobre todo lo aprendido de ellos como hijos,  donde fundir profesionalidad y familiaridad

 

Por todo ello, Rafael y  María deciden ahora dar el paso de mejorar notablemente las instalaciones, y junto a sus hermanos, Maite, Marta, Aida, Ana Belén y Fátima, decidieron ofrecer una fiesta conmemorativa, de  reinauguración y 50 ANIVERSARIO de Casa Eutimio. Por homenaje a sus padres  en primer lugar,  pero también  por la satisfacción de  poder compartir  la buena noticia con  amigos, familiares, y clientes que son como amigos. 

 

En la fiesta se pudieron  ver además de vecinos, proveedores, y antiguos trabajadores de la empresa, orgullosos de compartir el  momento, a muchas caras conocidas de la gastronomía, el turismo,  críticos gastronómicos, guisanderas, estrellas Michelin, presidentes de hostelería, responsables locales y regionales de turismo.

 

 Entre los asistentes estaban, el director general de Turismo, Julio González Zapico; estrellas michelín como Esther Manzano; guisanderas como las propietarias de el Llar de Viri, Los Pisones, Casa Telva, críticos gastronómicos como Eufrasio Sánchez, y otros muchos…  Hasta   la soprano asturiana Tina Gutiérrez, quien se animó a felicitar a la familia, Busta Rosales, dedicándoles “Paxarin parleru”.

 

 Este fue uno de los momentos emotivos de la noche, pero hubo muchos más, que fueron vividos con mucha emoción por homenajeados y presentes, quienes desearon  los mayores éxitos a María y Rafa, que por supuesto contarán con la colaboración y  presencia de Eutimio y Aida

 

EN LAS FOTOS OS DEJAMOS UNA FOTOGALERIA DE 60 IMÁGENES DE LA CELEBRACION. Pinchando en el enlace inferior las veis

 

https://plus.google.com/photos/110763554275591026951/albums/6115586304264787841

 

 

 

Y UN VIDEO INFERIOR  CON LAS PALABRAS DE: el director general de Turismo, Julio González Zapico. Y las que dedicó Rafa Busta, en nombre de sus hermanas,   a sus padres, y a todos los asistentes