El Ministerio Público considera que Microsoft Corporation, propietaria de los derechos intelectuales, sufrió perjuicios valorados en más de 6.000 euros

  

 

   La Fiscalía de Área de Gijón solicita la condena de un acusado que, en su condición de socio y administrador de una tienda de informática en Villaviciosa, presuntamente comercializaba ordenadores clónicos en los que instalaba el sistema operativo Windows y/o el paquete Microsoft Office -cuyos derechos de propiedad intelectual pertenecen a Microsoft Corporation-, sin haber obtenido la oportuna licencia de validación. La vista oral está señalada el lunes, 28 de mayo, en el Juzgado de lo Penal número dos de Gijón, a las 11.30 horas.

 

 

   El 26 de enero de 2010, el Juzgado de Primera Instrucción número uno de Villaviciosa autorizó la entrada y registro de una tienda de informática de Villaviciosa, donde se intervinieron tres equipos informáticos CPU, marca BEEP; un equipo informático (ordenador personal) marca BEEP; un cable adaptador-cargador perteneciente a un ordenador portátil, marca Delta Electronics; facturas, presupuestos y albaranes de venta y 16 discos compactos, conteniendo diversos programas de instalación de Microsoft Corporation.

 

 

   El 28 de noviembre de ese mismo año el Juzgado dictó un nuevo auto acordando el análisis de los elementos intervenidos en la entrega y registro, con el objetivo de comprobar si el software instalado en los ordenadores tenía su oportuna licencia de validación de Microsoft, y si los discos compactos tenían esos programas que venían instalados en los ordenadores sin la autorización.

 

 

   El Ministerio Público sostiene que los ordenadores ocupados carecían de la licencia, ascendiendo el perjuicio total causado a Microsoft Corporation a 6.160 euros.

 

 

   La Fiscalía considera los hechos constitutivos de un delito contra la propiedad intelectual y solicita que se condene al acusado a un año de prisión, el pago de una multa de 2.800 euros, abono de las costas procesales y obligación de indemnizar a Microsoft Corporation con 6.160 euros por los perjuicios causados. Se pide igualmente el comiso de los efectos intervenidos.