Los radares de la Dirección General de Tráfico (DGT) instalados en el túnel que pasa por debajo de la Ría de Villaviciosa llevan sin funcionar desde el pasado viernes día 14, según han confirmado fuentes de conservación de carreteras a Europa Press.

 

Los dispositivos, instalados en la A-8, una de las vías más concurridas en los fines de semana, dado que une el centro de la región con el Oriente y con Cantabria, dejaron de funcionar debido al corte de la fibra óptica que transmite los datos.

 

Según las fuentes consultadas, todo apunta a que el corte haya sido producido por delincuentes, en uno de los frecuentes intentos que están realizando en la zona próxima a Villaviciosa para robar cobre. Han sido varias las sustracciones de ese material en ese área en los últimos meses.

 

Los radares instalados en las dos bocas del túnel y que miden la velocidad, limitada a 90 kilómetros por hora, seguían sin funcionar a las 18.48 horas de este jueves. Son varios los días acumulados en los que no hay sanciones por exceso de velocidad en este punto de la A-8.

OVIEDO, 20 (EUROPA PRESS)