Redacción Villaviciosa

Más de 200 personas, con casi un centenar formando parte del propio espectáculo, llenó de risas, reflexión y expectativas de futuro el ocalital de El Puntal y se volcó hacia la ría para escuchar un simbólico Aleluya desde las mismas aguas de la canal. Se ponía fin a la primera edición de un proyecto que empezaba a gestarse hace más de un año en el marco del programa Rompiendo Distancias de la Comarca de la Sidra, y al que se han ido sumando múltiples colectivos que aportan su particular granito de arena.

El festival en la Barquerina

La jornada se abría en la misma Villa, en La Barquerina,  (foto superior) al pie de la ría en el puente Güetes. La compañía Maliayo Teatro, con acompañamiento de música y danza clásicas, ejercía de conductores para un público que se desplazaba en autobuses hasta el Club Náutico Albatros, donde estaba fijado un segundo espacio escénico con la ría como telón de fondo. El público creciente se dejaba arrastrar por fin hasta el puerto de El Puntal, donde finalizaba la conducción de Maliayo Teatro para dar inicio a un festival de improvisación teatral repartido por cinco lugares dispersos por el ocalital.

 

El público se repartió en grupos para pasar por las cinco escenas antes de que un tambor y dos gaitas condujera al grupo completo de vuelta a la ría, a la canal, para presenciar la última actuación musical. Durante toda la jornada, el grupo de pintores Nieblastur había convocado a sus miembros para disfrutar de una jornada de pintura al aire libre en el mismo entorno, y sus obras lucían en la pasarela de la canal como improvisada galería de arte. Las actuaciones entre los árboles corrieron a cargo de diferentes grupos de jóvenes y de mayores de la comarca de la Sidra, participantes unos en los grupos de participación juvenil, otros en el programa Rompiendo Distancias. También estaba el grupo de improvisación teatral del IES Víctor García de la Concha y el coro del colegio San Rafael. Los veleros del club náutico arroparon la intervención del tenor Jesús Casielles

 

Teatro en el ocalital del Puntal

El festival se abría el viernes con un encuentro educativo con más de 150 alumnos y alumnas de todos los centros educativos del concejo de Villaviciosa. A lo largo de una intensa mañana y con el formato de “congreso intergeneracional”, diferentes grupos de escolares fueron presentando el resto del público sus respectivos trabajos de investigación o recopilación, conducidos por un grupo de personas mayores que en muchos casas había colaborado ya antes en el desarrollo de los proyectos. LA parte “académica” se completó con las actuaciones del grupo musical del CRA La Marina y el coro del Colegio San Rafael.

 

Arte y Territorio en el Puntal

Al final de la jornada, los responsables de la misma se mostraban satisfechos de que todo el proyecto hubiera salido adelante, pues lo consideraban un importante punto de partida de cara a iniciativas de más envergadura. El principal reto es seguir sumando activos entre la sociedad villaviciosina y de la Comarca, pues se trata ante todo de una propuesta de dinamización social. Al mismo tiempo confían en que fijar la mirada en la ría, a la que “durante tantos años se ha vivido de espaldas”, ayude a concienciar a todo el mismo de los problemas medioambientales con los que convivimos permanentemente.

 

Improvisación teatral

 

 

Descubre más en la galería de 44  imágenes

https://photos.app.goo.gl/pv5wi64UDwQtwPKb6