Vicente Alonso

De nombre científico ‘Psetta maxima’, los rodaballos  suelen pesar  entre  los dos  y  cuatro kilos. Pero  un espectacular ejemplar de 10 kilogramos y una longitud que rondaba el medio metro,  fue capturado esta semana en las costas  de Tazones con  el arte de pesca denominado,  ‘miño’ por los pescadores de la  embarcación “Merón”,  del maliayés  Sergio García Fernández“Fue una captura  extraordinaria porque cada se ven  menos. Tan grande es el primero que pescamos,  y   una pieza así es casi una lotería. Se venden  muy bien por ser salvajes”,  explica  García sorprendido por el enorme tamaño del pez

 Sergio García Fernández en su lancha  con el rodaballo pescado

 

El apreciado  rodaballo es así  uno de pescados más codiciados  por pescadores,  pero también por   cocineros y comensales. La enorme pieza fue adquirida por el  restaurante La Tortuga de Tazones,  para deleite  de sus clientes.  “En 50 años que tengo el restaurante nunca había comprado  ni visto  ningún ejemplar tan grande, llego vivo, hasta tal punto de que lo pusimos en una bandeja y todavía daba  coletazos.  Para mí es uno de los pescados más ricos de la mar. Si dices  a  los  clientes  qué tienes  rodaballo    ya  no te   piden otro pescado”, explica  Maribel Alonso Gallego, (foto portada)responsable y cocinera  de este afamado establecimiento  del puerto de  Tazones, especializado en pescados y mariscos del Cantábrico. 

Lo estamos preparando  a la plancha que está buenísimo con un refrito de ajos,  y también con salsa verde y  almejas. El rodaballo  es  un pescado muy valorado,    su carne es excelente   y  el sabor  exquisito”,  añade la cocinera,   sobre este pez considerado por  muchos como  el  rey del mar 

Xicu  Díaz con el  rodabayu de 10 kilos