Erase una joven muy bella, de expresión muy agradable y tierna mirada, que se hacía querer de todos sus conocidos. Muy soñadora y en su imaginación se veía en un columpio a gran altura, (muy cerca del cielo), visualizando el horizonte como de medio universo, así conseguía sentirse, cual un ser con alas para volar en ayuda de los más necesitados, y esto le hacía muy feliz.

Se consideraba como la mujer más afortunada del mundo. Además de esto tenía buen poder económico. Con todo esto su nombre quedó en el recuerdo en las generaciones como ejemplo de todas las jóvenes. Pidamos a todas las personas que tengan conocimiento de alguien así y holgadas posibilidades contribuyan a conseguir la dicha en su alrededor por muchos años, sintiéndose así felices y alegres como en un “Columpio cerca del cielo”.

Angelita Rea

Marzo 2020 

Foto de  Angelita Reaa de portada de archivo