Redación V.H.

La gijonesa,  Paz de la Rubia, expone en marzo una docena de sus últimas obras en acrílico,  en el café Vicente, Villaviciosa

Paz de la Rubia es aficionada al arte desde que su abuela le inculcaba sus enseñanzas artísticas. “Aún siendo una niña y casi sin poder sujetar los pinceles me inicie en el apasionante mundo del arte guiada por una persona muy querida...mi abuela”.  La artista  estudió Artes Oficios en Oviedo, “aprendí mucho de los grandes maestros Magin Berenguer y Bernardo Sanjurjo”

Autodidacta,  comenzó  por la técnica del óleo y llegó a exponer en varias ocasiones en Oviedo, Siero,  Cangas del Narcea, etc... “En los últimos años me dí cuenta que la técnica con la que más me identifico es el acrílico. Así son las obras   que ahora  presento en el café de Vicente,   con paisajes de Villaviciosa y  mi Asturias que siempre tengo en mi retina”

 

La docena de obras estarán expuestas hasta el 31 de marzo en el “rincón de los artistas” de este café, en la calle Balbín Busto de Villaviciosa