Redacción

 

La Nutria, Llondru o Llondria como se conoce en muchos pueblos de Asturias, se encuentra en expansión en nuestros ríos. Después de pasar por una situación muy delicada en los años  70 y 80 del siglo pasado, las nutrias han vuelto a poblar la mayoría de los ríos de la Península ibérica. Este mamífero, que es el mustélido  mejor adaptado a la vida en los medios acuáticos, es por ello muy sensible a la contaminación de los cursos de agua. A finales del siglo pasado, los contaminantes de alto efecto tóxico empleados en la industria y los plaguicidas usados en agricultura y que en consecuencia acababan vertidos a los ríos, estuvieron a punto de acabar con las poblaciones de este precioso mustélido. Otro de los factores que afectó de manera negativa, fue el mal estado de conservación de los ecosistemas de rivera. Hoy las cosas han cambiado, las políticas de educación ambiental y el uso de las depuradoras, que mantienen los ríos relativamente limpios, son los principales motivos de que las nutrias vuelvan a poblar nuestras aguas.

 

Foto: Vicente A. Naredo: La  nutria comiendo cámbaros

En opinión de los biólogos locales como Gonzalo Gil,  en los últimos años, cada vez es más frecuente encontrarse con nutrias y sus rastros en los ríos y la ría de La Villa. Desde hace algo más de una década, se tienen registros de nutrias atropelladas, sobre todo en la carretera del Puntal, donde el curso de la ría discurre muy cerca de la misma y las nutrias la cruzan  para acceder a los regatos y prados de la vertiente oeste. 

 

 

Foto Vicente A. Naredo: la nutria en el Cierrón

 

A lo largo de esta semana, una joven nutria ha sido vista en varias ocasiones en el humedal del Cierrón, próximo al centro urbano de la Villa. Para deleite de vecinos y naturalistas, el mustélido recorrió varias de las charcas del Porréu buscando "cámbaros", cangrejos de mar, que abundan en estas aguas salobres, a plena luz del día. Llama la atención la capacidad de este cazador para encontrar sus presas en el agua turbia de las charcas y como luego se come los cangrejos a la vista de paseantes y fotógrafos.

 

 La nutria es un indicador de aguas limpias y ecosistemas sanos, donde actúa como un superpredador. Lejos de ser un animal dañino como piensan algunos pescadores,  las nutrias no ejercen una gran presión sobre las especies de peces de pesca deportiva, ya que su alimentación  es más variada como bien pudo observarse estos días. Además  de peces y crustáceos que son sus presas principales, completa la dieta con otros animales como aves acuáticas, ratas de agua y anfibios. Lejos de ser un animal perjudicial, su papel es también regulador, ya que mantiene sanas las poblaciones de peces, depredando sobre los ejemplares más viejos o enfermos.

Foto portada e inferiores: Gonzalo Gil

 

 

 

Video

https://www.youtube.com/watch?v=o0j7i66gRS0