Redacción

La Plaza de Abastos de Villaviciosa es toda una despensa para Villaviciosa,  con toda clase de productos de la huerta del concejo que se venden en el ‘mercáu’ de miércoles.  Además  la oferta  de comerciantes  mantiene su tradición de productos de mercado con toda clase de frutas, hortalizas,  flores,  ultramarinos, panadería y  dulces,   carnicería o  pescadería. Un “abastecimiento” para el  día a  día online  o  a domicilio donde tampoco faltan tiendas con toda clase  de productos asturianos como embutidos, quesos,  o sidras. Además entre los singulares locales se puede encontrar  moda mujer,   reparación artesanal de calzado,     kiosko de prensa y hasta una máquina expendedora de leche fresca de Villaviciosa

Pero comerciantes como Ana Granda Zapico  de la “Frutería el Guertu”  que vende  frutas o verduras, algunas  con  certificación  de  cultivo  ecológico,   siempre está a la última en nuevos productos para sus clientes. Así desde ayer llaman la atención en los estantes de su  puesto unos  peculiares plátanos rojos, (musa acuminata), una variedad de banana  exótica  poco conocida que destaca  por su color  rojo y  un toque de   sabor a frambuesa  del que se dice tiene  los  beneficios nutricionales del plátano amarillo

Hacía tiempo que había oído hablar de este  raro  plátano rojo muy popular  su consumo ya  en Estados Unidos, África o Australia,  y sobre todo en Sudamérica, pero  menos conocido en Europa. Desde hace  unos años ya se cultiva en Canarias  aunque su producción es pequeña y parece que de momento no se vende todavía mucho en la península. Sentía curiosidad por conseguirlo por lo novedoso para la clientela. Es muy rico, con un  sabor  totalmente  distinto  al del plátano amarillo, aunque   un capricho  más caro”, explica la comerciante que agotaba el primer día todos  los plátanos  puestos a la venta a 20 euros el kilo

 

Los exóticos y llamativos tomares rojos de la plaza

 

Este curioso plátano rojo   tiene un tamaño  más pequeño y menor grosor  que el amarillo y llama la atención  por un color rojo púrpura, entre morado y marrón;  la pulpa tiene  un matiz rosáceo y  un  sabor dulce  destacando   un  sabor  que recuerda a la  frambuesa. Sobre sus propiedades nutricionales se dice  que comparten la mayoría  las variedades del plátano  amarillo

Tras el éxito  de venta de la llamativa banana roja la comerciante se muestra sorprendida por su gran aceptación, “se agotaron en horas vendidos por kilos y  unidades, y ya   hemos tenido  que pedir más. Les hacen hasta fotos,  y algunas clientas dicen que ya habían oído hablar de este  plátano  en  redes sociales  al cocinero  Karlos Arguiñano y a su hermana  la repostera  Eva Arguiñano, que   hablaban  de esta variedad de plátanos  sus  propiedades y recetas, todo ayuda a su venta. A mí desde luego  me  encantaron porque soy  de probar sabores nuevos”, dice Ana Granda entusiasmada con  la fruta más exótica  que se vende en la Plaza de Villaviciosa