No cabe duda que estamos en una pandemia muy dura,  no cabe duda que hay que tomar todas las precauciones posibles. No cabe duda que la salud es lo más importante.

Somos la única comunidad en España que tiene el pequeño comercio cerrado (bueno, parte de él), comunidades con índices más altos de contagio están abiertas, Andalucía por ejemplo cierra a las 6 de la tarde, pero Asturias es diferente. Llevamos 15 días con el comercio y la hostelería cerrada y las cifras de contagio siguen su escalada. ¿Cómo es posible que nos echen la culpa estando cerrados?

Pues ahora, salvo que se modifique en función de la situación epidemiológica, estaremos 15 días más sin poder abrir nuestros negocios. Son tiendas pequeñas donde podemos atender a nuestros clientes de uno en uno, sin embargo otras consideradas esenciales, están abiertas sin tener en cuenta su superficie y salvo en el caso del pequeño comercio, sin que nadie se preocupe de controlar el aforo, ¿qué pasa que ahí uno no se contagia? Los clientes campan a sus anchas por los pasillos de Media Markt o Leroy Merlin y hacen colas. Lo mismo ocurre en los supermercados y parece que ahí uno tampoco se contagia. ¿No pretenden evitar las aglomeraciones? ¿Qué pasa que la gente solo “se aglomera” en las tiendas pequeñas? En definitiva, puede trabajar todo el mundo menos nosotros.

¿No sería más lógico cerrar tiendas grandes y reducir el aforo en todas? ¿No sería más lógico dejar abrir tiendas pequeñas con aforo reducido como en la fase 1?¿Qué asesores tiene el Principado que permiten estas injusticias fuera de toda lógica?¿Qué quieren arruinar a la carta (a unos sí y a otros no) para siempre y que pasemos a engrosar las listas del paro?

Cuídense y mantengan la distancia (donde puedan).

Un socio de Acosevi