«El Ténicu de Pión», como es conocido por sus vecinos, José Antonio Costales, posee 70 aparatos de radio, que van desde el más antiguo del año 1.930, hasta modelos de lámparas que aún funcionan perfectamente de Philips o  Telefunken,  pero la mayoría están hechos personalmente por este técnico electrónico que dedicó más de 30 años de su vida a trabajar  como técnico para la casa  Philips.

 

«Empecé vendiendo radios, pero cuando llegaron los televisores, los iba instalando por los pueblos del concejo y recogía los antiguos aparatos de radio».

 

 

La pieza que nos enseña con más orgullo es una radio con tocadiscos del año 1.950 que sigue sonando, y de la que señala «tiene dos agujas,  cuatro posiciones para poner discos y estaba preparado para discos de pizarra que aun conservo»  y  nos muestra su funcionamiento con el disco de Manolo Caracol, “cocidito madrileño”.  Pero José Antonio  conserva como  reliquias, estas y  otras piezas que fue coleccionando durante más de 60 años,  como máquinas de fotos, billetes de lotería o  sifones,  que muestra orgulloso a sus 83 años, junto a las radios,  en el antiguo bar tienda de su propiedad, “Costales y Riestra” en Peón.