Vicente Alonso

 

Las festividades de Todos los Santos y Difuntos vestían de color   el mercado de la plaza de abastos de La Villa. Crisantemos  blancos, amarillos, fucsias y rojos  se podían ver en varios  puestos  de venta,   que   continúan  siendo los    preferidos  por los  compradores  para la conmemoración de  estas fechas

 

Pilar Ballina Lueje de Puelles,  Valdediós,  con 87 años  lleva más de 70  acudiendo  al mercado de La Villa.  “Tenía varios encargos del miércoles pasado que  querían ramos de crisantemos de  colores mezclados, que  vendo a 1.20. Son muy baratos pero es que la plaza va menguando mucho”, explicaba Pilar   con cierto pesar.

La vendedora que cultiva  expresamente para vender  estos días de  Difuntos y  Todos los Santos, apuntaba,  “me gusta mantener esta tradición de traer flores para Difuntos, lo hice  toda la vida. Ahora tenemos mucha competencia con las floristería, supermercados  y tiendas de chinos. Nunca mejor dicho, en la plaza ya   no se hace  el agosto en octubre y noviembre”   

 

En la foto de portada  la vendedora Pilar Ballina Lueje,  con una clienta comprando crisantemos

Foto de Pilar Ballina Lueje