Los alumnos y  alumnas de  la Escuela Infantil La Oliva de Villaviciosa, recibieron ayer la  visita del Principe Aliatar, que venía acompañado de  dos ayudantes para  recoger las cartas que los pequeños  les habían estado preparando para llevárselas a los Reyes Magos. Entre algunos nervios y mucha ilusión, cada  niño y niña les entregó su carta,  recibiendo un regalo del Principe y  ayudantes.

Tanto  alumnos  como equipo educativo se lo pasaron  en grande, mientras   ya preparan otra fiesta para despedir el año, donde en  un gran baile comerán  "las uvas", mientras suenan las campanadas para despedir un gran 2019.