EL PUEBLO DE PEON EN VILLAVICIOSA Ha sido paso tradicional desde la rasa costera hacia los valles del interior, tal como atestiguan restos arqueológicos. En los barrios de Requexu y Curbiellu se encontraron instrumentos de piedra del Paleolítico y en el límite de este pueblo, asienta un área recreativa, la del Cordal de Peón, donde se conservan túmulos prehistóricos que atestiguan la ocupación de la zona en épocas cercanas al siglo V a. C. El sosiego de la zona, invita al descanso tras pasear por los senderos donde podemos encontrarnos con alguna ardilla o corzo despistado. En la época medieval la riqueza del valle atrajo a la nobleza y a la iglesia, como lo atestiguan casonas del siglo XIV y el desaparecido Priorato dependiente de Valdediós. Uno de los barrios, el de Buznego, contiene un espacio protegido, el de la Cueva del Lloviu (no se ponen de acuerdo los expertos, si esto indica lobo o probablemente lluvia, como lugar para guarecerse de tal inclemencia). En esta cueva asienta una interesante colonia de murciélagos y en su interior hay galerías con estalactitas y alguna columna. Se necesita la preceptiva licencia para su estudio y acompañarse por personal espeleólogo experto, aunque la entrada, en un bello paraje al lado del río, bien merece una visita atravesando praderías o siguiendo el curso del río. En este mismo barrio, se ubica el Palacio de los Condes de Cienfuegos, lugar donde Jovellanos tuvo ocasión de veranear en más de una ocasión. QUE VER EN PEON: Area recreativa del Cordal de Peón: se divisan los valles interiores, hasta el Sueve y Picos de Europa. Túmulos del siglo V a.C. Barrio de Curbiellu: vistas de la comarca costera de “Les Mariñes” (Quintes, Quintueles), Cordal del Sueve, bahía de Gijón y el litoral hasta Candás y Cabo Peñas. Restaurante El Pinal y bar del Curbiellu. Caminatas al vecino valle de Riosecu y Parque del Monte Deva. Buznego: Cueva de “El Lloviu” y márgenes del río España. Palacio de los Condes de Cienfuegos. Barrios de Fonfría y Casamoria: Caminar por caminos locales, junto al río España. Visitar el templo parroquial. Bar “El Fresno”, parada muy aconsejable. Acercarse a La Riera o San Martín. Llegar hasta los restos del Palacio “Les Portielles”. Barrio de Bárcena, llegando hasta “El Requexu” se puede caminar por caminos vecinales al río Secu (o ríu Fartu) afluente del río España. Barrio de “El Llantao”, en el centro del pueblo y reponer fuerzas en “Casa Pepito”. Barrio de Arbezu con vistas al valle. Subir a Moñancu o a La Cabañina. Llegar por Brañaverniz hasta La Cabaña Estrada y luego a la Peña “Los Cuatro Jueces”. Preguntar a cualquier vecino, a buen seguro os indicará.