FOTO PORTADA: Manolo Peruyera cabruñando en su casa de Caru

 

 

Coru - Villaviciosa -  Vicente Alonso

Manolo Peruyera,  vecino de  Moratín en Coru, Villaviciosa, es un enamorado de las antiguas tradiciones rurales asturianas que poco a poco  van desapareciendo  “Ya no se siega a guadaña, ni se sabe cabruñar,  o hacer una ‘facina’….. Es una pena, pero  muchas costumbres rurales  se están perdiendo,  forman parte ya de nuestra cultura popular rural, de las que a mi  siempre me gustó  aprender y   mantener”, afirma  este veterano trabajador del campo que recuerda como con su padre, Víctor Peruyera, en época de ir la ‘yerba’ se levantaban a las seis de la mañana para ir a segar, porque con la fresca se trabajaba mejor.

FOTO: Peruyera segando pación en Coru

 

 “La gente joven ya casi no conoce como se hacían   muchas de las faenas del campo, y no han pasado tantos años. Ahora se siega o limpia con máquinas de segar y desbrozadoras. Yo aprendí de mi padre Víctor  a segar a guadaña, a  cabruñar o a afilarla. Tendría menos de 15  años,  y lo sigo haciendo igual,   60 años después”, explica  Peruyera, quien afirma que siempre le  gustó el trabajo del campo, “tuve la oportunidad de joven de  salir del pueblo,  para ir a  trabajar a  Gijón, pero elegí  quedarme  en el pueblo  y no me arrepiento”

 

Sobre el casi ‘arte’ de cabruñar bien explica, “Se trata de adelgazar el corte de la guadaña golpeando con un martillo sobre el yunque, con cuidado no se vaya a  ‘cuartiar’ y que quede fino el corte para segar”. Algunos jóvenes me preguntan si les podría enseñar a cabruñar, yo les digo que encantáu, ye fácil, como mucho se estropea la primer guadaña”,   explica Peruyera con el fino sentido del  humor que siempre le caracterizó.

 

 

 A sus 76 años  Peruyera sigue cuidando sus güertas y fincas de Coru, “me  gusta, me mantiene activo y me entretiene mucho, pero sobre todo  lo disfruto. Muchas cosas han cambiado en el campo,   las típicas   escenas  antiguas de la Asturias rural cada  vez se ven menos”. Y apunta, “los chavales de hoy en día saben lo que es una consola, una play, una tableta…. pero desconocen mucho de  nuestras tradiciones y cultura rural, que llegará a desaparecer, es una pena”

 

 FOTO: Peruyera  afilando la guadaña