Vicente Alonso

Villaviciosa  vive una  Navidad más  el belenismo con gran pasión. Así a  la popular ruta de Belenes de la Villa, que recibe cientos de visitantes diarios,  se suman belenes artesanales por todos los rincones del concejo que particulares, asociaciones vecinales o  parroquias, preparan con arte y   esmero, exponiendo  al público para deleite de visitantes. Entre otros destacan los  de  Tazones, Poreñu, Quintes, Tornón,  o Arroes,

Así desde hace  diez años, Josefina Alonso y Melquíades García, vienen montando en Vallinaoscura, Valdediós, un belén público,    que sin perder su carácter familiar tiene clara vocación de ser compartido con cuantos quieran acercarse a visitarlo, previo acuerdo de fecha y hora con los autores del montaje. En este tiempo el belén ha ido aumentando de tamaño e incluso cambiando de ubicación y en la actualidad ocupa una antigua cuadra  que estos aficionados al belenismo han adaptado al efecto.

 Detalles Belen 

 

Este Belén se  inscribe en el estilo “hebreo”, que en palabras del propio Melquíades es aquel que pretende, “al menos desentonar lo menos posible con las características geográficas y culturales que  pudieran tener los territorios del entorno judeo-palestino del momento narrado en la Biblia, sumándole elementos que la tradición cristiana ha ido añadiendo en su versión más canónica, como la mula y el buey o los Magos de Oriente guiados por la estrella”. Melquíades reconoce que él ha llegado a este mundo tanto de la mano de su afición por todo el mundo del maquetismo, como de una nostalgia vinculada al que sus padres le montaban siendo él pequeño, y que en algún lugar discreto del “nacimiento” siempre coloca al menos una de las viejas casitas de madera hechas por su padre. “En realidad creo que es algo que va más allá de las creencias religiosas, para situarse en el campo de una tradición cultural con componentes artísticos y lúdicos,  y desde luego con reminiscencias infantiles de olor a musgo y a serrín”, afirma este profesor jubilado

 El belén ofrece edificios y complementos diversos de elaboración personal. Efectos de humo, ángel que aparece y desaparece conforme a una técnica del belenismo más tradicional… e iluminación y sonido ‘de última generación’, con graduación led de los ciclos noche-amanecer-día-atardecer, y por supuesto todo tipo de detalles que merece la pena descubrir en cada escena del conjunto. Por último Melquíades destaca la belleza de las figuras, piezas del artesano catalán Daniel Alcántara, de su esposa Montse García, que es quien las pinta a mano, y de la artista “Landi”, algunas de ellas elaboradas de forma expresa para este belén,  y por tanto piezas únicas

 

 

Melquiades insiste en cómo a su entender visitar un belén puede ser fuente de particular placer y despertar sentimientos positivos. “Para el creyente cristiano tradicional será la representación del Nacimiento del Hijo de Dios, para el menos fervoroso o agnóstico la de un entorno donde se conjugan un montón de tradiciones populares; para cualquier, si está montado con belleza, un juego plástico de personajes y de efectos que transporta a un mundo imaginario casi siempre vinculado a la infancia”,   explica este aficionado al belenismo y al mundo de las maquetas

 

San José en brazos con el Niño Jesús

Un Belén Hebreo que destaca por  su perspectiva y profundidad  con  detalles de elaboración y creatividad  muy  personal, donde destacan escenas como la del  Nacimiento, donde se puede ver curiosamente como  el Niño Jesús  está  en brazos de  San José. También cada año se incorporan curiosas figuras, en esta ocasión  un pescador, una comadrona, o escenas como  una  mujer trabajando en un telar, o un carpintero  en su taller. 

Un Belén artesano que cada Navidad recibe numerosas visitas,  que  Josefina y Melquíades  invitan a visitar, Para ello se puede contactar en el teléfono,  630 881 835, para visitas  hasta el próximo  10 de enero

50 imágenes del Belén en el enlace inferior

https://photos.app.goo.gl/vSUhY8ENvqjnpB8g9

VIDEO

https://www.youtube.com/watch?v=EEcW7cxIj38

 

 

 

Melquiades García montando el Belén