El Faro de Tazones está situado en la aldea de Villar, parroquia de Tazones. En funcionamiento desde 1864 y electrificado en 1928, es uno de los mejor conservados y cuidados del litoral asturiano. En 1953 se instaló una sirena. Se sitúa en la Punta del Olivo o de las Ariceras, a una altura de 127 metros sobre el nivel del mar y 11 sobre el terreno, en un recinto ajardinado de 2000 metros cuadrados, cerrado con muro de piedra con lajas de pizarra en la parte superior. El edificio es de piedra arenisca, de dos plantas, una inferior de 150 metros cuadrados y una superior de 50 metros cuadrados.La torre es octogonal, adosada a la fachada norte del edificio principal, construida en sillería rectangular y con ángulos achaflanados, tiene en su interior una amplia vidriera que ocupa la parte inferior de su cara norte, sobre la cual aparece una placa conmemorativa con la inscripción