La organización de la Feria ganadera de Argüeru es la Aldea más guapa 2018, el galardón que la asociación Cubera concede anualmente al colectivo vecinal o núcleo de población que, a juicio de su asamblea anual, más se lo merece. Como complemento a este premio, que se entrega desde 1985 y está dotado con 600 euros, se destacan también otras iniciativas más individuales. Los diplomas que acreditan los premios Cubera 2018 abarcan este ejercicio desde la tradición artesana del madreñero José Luis Vallín, al mundo de las nuevas tecnologías de la comunicación, con los blog de Bernardo Busto y de Gonzalo Gil. A ambos galardones hay que sumar la distinción a la comunidad de vecinos de calle del Carmen nº 2, por la ejecución de la obra para eliminar el pórtico de hormigón que afeaba el entorno de la muralla medieval que se conserva en el casco antiguo de la villa.

La feria de Argüeru es una iniciativa del mundo rural para fomento y homenaje a la ganadería y la agricultura de una comarca como Les Mariñes, tan importante en el concejo villaviciosino. El grupo formado por Mari y sus colaboradores han conseguido que la cita del primer fin de semana de septiembre haya superado ya el cuarto de siglo de vida.

Aunque eso no es nada si lo comparamos con los 70 años que lleva José Luis Vallín haciendo madreñes en su taller de Bayones. Es el último madreñero del concejo y sigue ocupando su tiempo en el trabajo de la madera, en la medida en que se lo permiten sus 85 años.

Los biólogos y naturalistas Bernardo Busto, desde http://riadelavilla.blogspot.com/  Gonzalo Gil, desde http://naturalezaenlavilla.blogspot.com/, se han convertido por derecho propio en referentes de la vida natural en la ría de Villaviciosa y en la mayor parte del concejo maliayo, Bernardo lleva ya casi una década publicando una foto por día y Gonzalo le acompaña con el seguimiento de la vida natural en la comarca, de la que son notarios y divulgadores, a criterio de la asociación Cubera.

La tercera distinción anual la reciben los vecinos del edificio que linda con el paño de muralla conservado en la Plaza del Ecce Homo de Villaviciosa. Su actuación sobre uno de los pórticos de hormigos “sobrantes” del edificio construido en los años 80, al mismo tiempo en que se redescubrían los metros de muralla medieval que conserva el casco antiguo de la villa, resuelve definitivamente un “lunar” urbanístico que ayuda a dignificar el entorno histórico.

El premio Aldea más Guapa, y las distinciones de Cubera, serán  entregadas en un acto público  el jueves 13 de  diciembre,  en el teatro Riera de Villaviciosa, con entrada libre

En la foto de portada: Asamblea de Cubera