La imagen de Santa Clara es un siglo más antigua que el propio convento

Redacción

 

La imagen escultórica exenta más antigua de la parroquia de Villaviciosa se conserva en el convento de las Clarisas, según se desprende de la amena disertación que el restaurador Jesús Puras Higuera, ofreció ayer en la propia iglesia monacal, a los pies de la misma figura de Santa Clara que este experto restauró recientemente.  Quedarían fuera de este caracterización las imágenes escultóricas insertas en la arquitectura de La Oliva, o las piezas románicas de Valdediós, con las que Puras se enfrentó a uno de sus primeros grandes retos en nuestra región durante los primeros años noventa.

 

Después de más de tres décadas de residencia estable en Asturias, a partir de su primer compromiso profesional con el monasterio de Valdediós primero y luego con el Conventín, Jesús Puras se ha convertido en referencia indispensable en la conservación del patrimonio asturiano.

 

En la tarde de ayer repasó sus técnicas de trabajo a partir de una imagen concreta, la de Santa Clara en Villaviciosa, para determinar su composición, su estado y su posible tratamiento. Tras ese trabajo “forense” el restaurador madrileño dio a una segunda parte más cercana a la investigación detectivesca y documental, pues ha tratado de seguirle la pista a una imagen que podría proceder de un taller madrileño y datarse entre los siglos XVI y XVII, es decir, un siglo antes de que la comunidad clarisa se fundara en Villaviciosa.

 

En la conferencia, además del propio Puras, se contó con la  presencia de Angel Valle,  presidente de Cubera,  Andrés Martínez Vega, subdirector del RIDEA, y María Luisa Picado Amandi, abadesa del monasterio maliayés

 

El ciclo de conferencias con el que la comunidad clarisa de Villaviciosa conmemora sus 325 años en la localidad llegaba con esta a su cita y concluirá el próximo sábado con la intervención del experto en folclore asturiano, el musicólogo Fernando de la Puente, que presentará sus investigaciones sobre una pieza singular en la tradición local, convertida poco menos que en himno oficioso del concejo, el “Villaviciosa hermosa”.

 

En las fotos, el conferenciante, Jesús Puras,   Andrés Martínez Vega, subdirector del RIDEA y   Angel Valle, presidente de Cubera