El próximo jueves 27 de Febrero a la 19 horas en la casa de los Hevia habrá una charla-Mesa redonda sobre "El Horreo Asturiano: Situación actual e ideas de futuro" organizada por el Ateneo Obrero de Villaviciosa y la Asociación de amigos del Horreo asturiano. Hablarán Victor Manuel Suarez García, presidente de la asociación, Julio César Zapico Alonso, historiador y restaurador de hórreos y Fernando Mora Rodríguez,  arqueólogo.

 

 

La Asociación de Amigos del Hórreo Asturiano es una entidad sin ánimo de lucro creada en Candás en el 2016. Historiadores, arqueólogos, juristas, urbanistas, profesores, artesanos y expertos, aficionados ocasionalmente, principiantes todos, cada lunes nos reunimos y, desde diferentes sensibilidades, dialogamos  intensamente y amistosamente sobre el hórreo. Su principal patrimonio son esos lunes y también un archivo de más de 20.000 documentos gráficos fruto de muchos días de camino callado por los senderos. Su razón de ser es el amor por lo que lo que el hórreo es y representa. Por el hórreo como símbolo de unos valores que la lógica dominante del mercado amenaza con extinguir. Por ese "trozo de bosque hecho casa"; por esos miles de ejemplares que marcan la cuerda de bajos de la historia rural de Asturias.

Nuestro objetivo es revertir la clara tendencia que hoy representa la constante desaparición de hórreos insustituibles.

Ante  esta  situación,  no  se  han  puesto  en  marcha  políticas  públicas que  permitan  revertir la  dinámica  señalada.  La  protección  que  hasta  el  momento  se  ha  dispensado  no responde a  plan  alguno  ni  incorpora  recursos  económicos  mínimamente  estimables.  El resultado  es  desolador  tanto material como intelectualmente.

Resolver  la  cuestión  que  se  plantea  no  es  sencillo; sólo  será  posible  si  se  interviene  a través  de  una  política  integral  que  aborde  este complejo  y  poliédrico problema de forma estratégica, decidida y realista.  Más  allá  de  soluciones  simplificadoras  que, a  la  postre, solo conducirán a intensificar el desolador panorama actual. No se puede esperar, ahora es el momento en que podemos cambiar esa tendencia. Para eso es indispensable una unión férrea de quienes sinceramente compartan este objetivo. No importa que las sensibilidades sean diferentes, lo que importa es el diálogo desde la esencia de lo que somos. Desde esa esencia que  el viejo hórreo refleja cuando  nos convoca  desde el silencio.