Redacción. Vicente Alonso

La "Cydalima perspectalis" (oruga o polilla del boj) especie invasora  que procede de Asia  era detectada estos días  por primera vez  en San Martín del Mar, Villaviciosa.  Esta   oruga  defoliadora  es una   especie muy voraz que   se alimenta  de las hojas del boj, arbusto  muy empleado en jardinería pública y privada,  llegando a secar completamente  la planta. En Gema del Mar aparecía  esta semana  una plaga  de orugas atacando  varios  jardines y fincas de vecinos.

 

El seto secando. Al fondo la ria y Rodiles, Villaviciosa

“En nuestra finca  de  Los Payarones   aparecieron   cientos  de orugas que se comieron varios setos míos y algunos de los vecinos. También secaron completamente varios arbustos de boj. Para intentar eliminarlas   decidí  arrancar varios metros de seto de boj y quemarlos. Otro seto que bordea nuestro jardín   estoy tratando de salvarlo. He fumigado con  un insecticida específico varias veces pero no consigo erradicarlas, siempre aparecen más y más”, explica Jorge López Bermejo que está sufriendo angustiado la llegada de esta  plaga.  “Ya hace unos meses sufrimos otra invasión de orugas. Entonces aparecieron  por miles y  se comieron todo el césped de la finca. No puedo olvidar la  experiencia vivida el pasado año, ahora se repite, no me lo puedo creer. Estamos en  invasiones constantes, después de la avispa asiática ahora llega la oruga asiática”, añade muy preocupado este vecino de Gema del Mar

 

Imagen de la oruga del blog en San Martín

Esta  oruga de una pequeña mariposa nocturna o "polilla" como se le  conoce también,    procede de China, Corea y Japón. En Europa  se detectó por primera en 2007,  en  España se vio por primera vez en 2013, y en Asturias hace dos años.  “La  sequía y el calor está multiplicando esta nueva  especie  invasora que tiene una gran capacidad de reproducción en su ciclo vital de abril a septiembre,   atacando vorazmente  jardines y bosques. Sería  importante poner las plantas en tratamiento e incluso el empleo de trampas de feromonas ahora en la primavera para evitar la expansión de esta nueva plaga”, explican naturalistas maliayos.  Hasta ahora no había  constancia de estas orugas en Villaviciosa.

 

 

Uno de los setos setos por la polilla

Imagen de portada. Jorge López mostrabdo el seto cortado