Villaviciosa. Vicente Alonso

El aficionado a la huerta maliayés Alfonso Martinez Ordieres, más conocido como ‘Alfonso el zapateru’,  aún no sale de su asombro al ver los repollos gigantes que crecieron  en su huerto urbano de La Villa.  Hay  un ejemplar que llama especialmente la atención con un peso de    casi ocho kilos, y  una circunferencia de las hojas  que lo rodean de más de  dos metros

 

 “Son de la especie que aquí conocemos como repollo ‘borrachón rizosu’. Siempre había cosechado buenos ejemplares, pero este año tengo casi una docena enormes,  Uno es realmente llamativo, tiene  más de siete kilos  de peso, casi  se podría decir que es gigante’ apunta orgulloso Alfonso de la cosecha que ha dejado sorprendidos también  a  los vecinos de la zona

Este jubilado como artesano zapatero, dice que su  ilusión a la jubilación era  tener una huerta, y  que  tuvo la suerte de poder comprarla hace 25  años, justo  al lado de su vivienda, muy cerca del  centro de La Villa, “para mí es un placer trabajar este pequeño huerto, es una de mis  aficiones  favoritas que heredé de mi padre, Maximino Martínez, también   zapatero. Le dedico varias horas diarias. Aquí me pasa el tiempo que  no me doy ni cuenta”

 

Alfonso   no encuentra ninguna  explicación especial al enorme crecimiento de los repollos en este huerto de ‘Les Caleyes’, “Es una de las zonas más soleadas del casco urbano de Villaviciosa. El terreno lo tengo muy bien abonado con estiércol bien maduro,   ya que es una planta que requiere bastantes nutrientes para crecer y desarrollarse bien. Cuido mucho el riego y la humedad de la tierra, pero  sobre todo trabajo la huerta con mucho amor.  Para mi es uno de mis mayores disfrutes en  la vida diaria”

De todo ello da fe también su esposa, Bernardina Figaredo, quien  da una receta para esta cosecha de repollos de Alfonso, “es un  placer  comer lo que uno siembra. En esta época los repollos  están muy ricos con un pote asturiano con   patatas de cosecha propia,  y un buen compangu de  morcilla, chorizo, también asturianos, y lacón ibérico.  Pero  también están muy buenos  con garbanzos”,  asegura Alfonso

Lo que si aseguran  Bernardina y Alfonso,   es que cocinar  un  ‘repollo relleno’ como el de la foto, daría    raciones  también de record