Vicente Alonso

 “Yo la llamo la fruta de  la vida, tiene mucha energía, muchas  vitaminas y minerales, más que el kiwi. Y estudios dicen que tiene propiedades   anticancerígenas, siendo un  excelente tonificante del organismo,  beneficiosa para eliminar el colesterol, y que previene la anemia”, dice la maliayesa,,  Elvira  Amandi que vende este otoño por primera vez feijoas, una fruta tropical que cultiva en su finca de La Nociella, en Valdeces, Tornón, Villaviciosa

Esta  fruta es originaria de  países como Brasil, Argentina y Colombia,  y  aquí comienza a producirse al darse muy bien en el sur de España por el clima y las buenas temperaturas.  Elvira que cosecha en el  entorno cercano de la ría,  dice que la feijoa tiene un perfume muy particular y un sabor agridulce.       “Unos la compran por la  novedad, y otros porque ya  la conocen” dice la cosechera que vende estas semanas todas las piezas que trae a la plaza de abastos los días de mercáu, vendiendo el kilo a entre 3 y 4 euros. Y asegura  “a mi me gustan  en ensalada porque es un poco ácida, y  están muy buenas sobre todo para hacer compotas y mermeladas”

 Uno de los visitantes habituales de la plaza Candido Cambiella   compraba varias de estas feijoas  por la novedad. “me gusta comprar en la plaza, vengo casi todos los días,  y  los  días de  mercado porque siempre se encuentran novedades, y  productos sanos y de cultivo natural, y lo mejor a buenos precios”

En la foto: Candido Cambiella y Elvira Amandi

Foto inferior de las feijoas