Redacción

Las incesantes lluvias de los últimos días   podrían ser las causas del  espectacular desprendimiento  que afectó  el pasado martes  a la parroquia de Candanal, en la zona de Roces, limítrofe con la riega de Llaneces. La ladera de un monte se vino abajo por completo cerca de una  explotación ganadera y sepultando parte de un camino, pero sin producir daños personales

 

A la zona afectada se desplazaron  para seguir la evolución del desprendimiento Guardia Civil, Bomberos de Asturias, agente de Confederación Hidrográfica del Cantábrico, Policía Local y voluntarios de Protección Civil Villaviciosa,   que han colaborado ante la emergencia. Desde el Ayuntamiento de Villaviciosa también se personaron  el alcalde Alejandro Vega, y  técnicos municipales que evaluaron la situación  y de la que hacen  seguimiento   

Video inferior