10 de noviembre de 2020.-

 Desde principios de octubre, la Guardia Civil de la Comandancia de Gijón, ha detectado varios intentos de estafas, consistente en hacerse con el número de cuenta corriente y contraseñas para formalizar nuevos contratos de suministros eléctricos en algunas ocasiones y para poder reembolsarles un dinero de un descuento en otras.

En todos los casos, una persona, supuestamente comercial de una compañía eléctrica, establece contacto telefónico con la víctima, generalmente personas de avanzada edad y residentes en entornos rurales o pequeñas poblaciones, para intentar hacerse con sus datos bancarios.

Los modos de operar detectados son dos. En ambos, la persona que efectúa la llamada se hace pasar por un comercial de una compañía eléctrica, y en ambos les piden los datos bancarios (número de cuenta y contraseña) para poder realizar la estafa. La diferencia radica en que si bien el pretexto utilizado en unas ocasiones es solamente el cambio de compañía suministradora, en otros van un paso más allá, y les piden los datos para poder hacerles un reembolso un dinero de un supuesto descuento “obligatorio”, a la que llaman “rebaja obligada Gubernamental”.

En este último caso, no intentan convencerles de un cambio de compañía, sino requerirle los datos bancarios (incluida contraseña) para hacerles efectivo el dinero de la ayuda.

El ámbito de actuación de estas estafas observadas es la zona rural de Gijon y Villaviciosa y Candás.

Aunque hasta el momento la Guardia Civil no tiene constancia de la consumación de ningún hecho, se recuerda que nunca se debe dar la clave de nuestra entidad bancaria o tarjeta de crédito para realizar ninguna operación, ya sea para formalizar un contrato, ya sea para hacer efectivo un pago o devolución.

Por otra parte, sí existe un bono social de electricidad que reporta un descuento en la factura eléctrica para consumidores vulnerables (no una ayuda gubernamental obligatoria), pero en ningún caso se debe aportar nuestra clave de acceso de la tarjeta o del banco para su cobro, ya que una vez tramitado con la compañía suministradora, sería esta la que lo hiciera efectivo en nuestra entidad bancaria.

En caso de duda, lo más recomendable siempre es ponerse en contacto con la Comercializadora de Referencia por teléfono para verificar los datos aportados por la persona que nos ha llamado.

En estos casos la Guardia Civil recomienda:

- No revele su información personal por teléfono, correo o Internet, a no ser que usted haya iniciado el contacto y este seguro de quien es su receptor. –

Compruebe que la empresa de luz o gas está realizando la llamada es realmente quien dice ser mediante llamada telefónica a dicha empresa. –

Nunca de sus claves de acceso a su entidad bancaria ni de sus tarjetas de crédito, en ningún caso es necesario para realizar ninguna gestión contractual. Si ha sido víctima de un delito, fíjese en todos los detalles que puedan ayudar a identificar al estafador.

 - Llame a la Guardia Civil cuanto antes, tratando de darle toda la información posible respecto al suceso. - Prepare toda la documentación que pueda ser útil.