Vicente Alonso

Los niños y niñas de la  Escuela infantil La Oliva de Villaviciosa celebraron ayer su propia  fiesta de Nochevieja. Directora y  equipo educativo  organizaron  una celebración  navideña  en la que participaron  los 55 niños y niñas  conmemorando la despedida  del año,  y  cumplían  así con la tradición de los mayores de  dar la bienvenida al nuevo año 2020

Un gigantesco reloj dio  las  campanadas que sonaron  en un altavoz en una grabación desde You Tube  para que fueran ‘muy reales’, y así  tomar las uvas de la suerte. En esta  ocasión se cambiaron por  una docena de  gusanitos para que les fuera más fácil tomar  a los alumnos

 

Muy divertida fue la escenificación de los posteriores fuegos artificiales, que se cambiaron por decenas de globos de colores que cayeron desde el  techo de la sala del centro educativo  A continuación llegaba  el conmemorativo ‘pincheo’ de Nochevieja, con un  ‘menú`  preparado  para que pudieran  participar todo el alumnado, incluidos los niños y niñas con alergias  e intolerancias alimentarias

 

Una fiesta muy divertida adelantada de  Nochevieja, a la que  niños y niñas acudieron ‘vestidos de gala’. Desde el centro educativo se sumaron aportando     complementos  típicos como,    sombreros, pajaritas, collares o tocados para el pelo. “Ha sido una celebración  donde nos lo pasamos  muy bien, y que tuvo un gran broche  con un divertidísimo baile final,  a la altura de la celebración”, señaló  la directora de la escuela infantil, Belén García Buelga