Vicente Alonso

La lluvia no pudo ayer con la fiesta de verano de la sidra  casera,  de Villaviciosa, que  contó con  75  inscritos, y regaló    más de 2.000 litros  de sidra. María Esther Noriega Riva, de Gancéu, Miravalles, ganó el primer premio del concurso; Ángel Álvarez Roza de Casquita, Grases se  llevó el segundo; mientras que  el tercero fue para, Francisco Arenas Obaya de Llavares,  Amandi. En el certamen también se entregó el premio al escanciador más ‘prestosu’ de la jornada, que recayó en Iryna Hrabovska, vecina de Villaviciosa

 

El alcalde Alejandro  Vega con la ganadora Maria Esther Noriega

 Agustín Rodriguez de Sidrería la Ballera  e Irina Habroska, premio a la  escanciadora más 'prestosa'

La ganadora del certamen, María Esther Noriega   lleva más de 20 años haciendo sidra casera, afición que heredó de sus padres y abuelos,  “No me  puedo creer que haya ganado el primer premio. Estoy muy nerviosa, pero  muy contenta.  Cuando se lo diga a mi padre   con lo aficionado que es a la sidra casera va a alucinar”, apuntó  emocionada

Sobre los secretos para qué su sidra fuera la mejor del concejo, apuntó, “me gusta hacer sidra, pero no hay ningún secreto especial. Hacerla con mucho amor y con las mejores manzanas.  Que todo esté muy limpio a la hora de mayar o de corchar, y   para mí no hay más”

 

Los tres primeros premios: l Francisco  Arenas tercero, Esther Noriega la ganadora y Angel Alvarez, segundo premio

 

El concurso de ‘Sidre Casero’    estuvo organizado por  la Asociación de Fomento de la Sidra Tradicional Asturiana y el Ayuntamiento de Villaviciosa. Y aunque la mañana fue lluviosa, esto no desanimó a centenares de vecinos y turistas, que  paraguas en mano, llenaron  la Plaza del Ayuntamiento para   la degustación gratuita,   donde en 14 casetas y por tres euros, precio de un vaso de sidra, se pudieron probar 75 sidras diferentes, de los productores participantes.  En  total se repartieron más de 2.300 botellas de sidra,  y se escanciaron más de  14.000 culinos

Previo a la final de este domingo, el pasado miércoles tuvieron   lugar las eliminatorias con distintos jurados en la Plaza de abastos de La Villa donde se escogieron  las doce mejores sidras que pasaron  a la final, de las 75 presentadas  al concurso

En el  concurso que se remonta al año 2006,  los miembros del jurado  explicaron las tres normas fundamentales   para tener  en cuenta a la hora de valorar una  buena sidra de elaboración casera, “el olor, el sabor y la presencia en el vaso. La sidre casero es una sidra diferente y con más ‘personalidad’ que la comercial, dado que en cada casa se hace atendiendo el gusto propio del productor” señalaron

A destacar que los  tres primeros clasificados  pasan directamente a la final del Campeonato Regional, que se celebrará en Villaviciosa durante el próximo  mes de octubre

 

Vecinos de Poreñu  en primer término, y detrás la Plaza del Ayuntamiento abarrotada

 

Galería de imágenes de José Villarino y Vicente Alonso

https://photos.app.goo.gl/zCEJwG39Dt8Xutt27

 

Video – Entrevista a la ganadora del certamen, María Esther Noriega Riva

https://www.youtube.com/watch?v=33kPwUJV5IA

 

Pedro Suarez Montoto escanciando

Vecinos de Fuentes y Rozaes, de sidra bajo la lluvia