La Gran Vía, casa Etelvino o el Cepelu, así nos recordaba  en una entrevista para  Villaviciosa Hermosa, Juan Luis Martínez, los nombres que llevó  su centenario chigre- tienda, uno de los últimos abiertos en el concejo maliayés,  con el último nombre de Casa Martínez

“Juanjo” para  amigos y clientes, regentaba desde hacía más de treinta en Amandi, este   emblemático establecimiento abierto a principios del siglo XX,  donde en un reportaje nos relataba con nostalgia, “era  un chigre y  tienda donde se vendía de todo, se servían  comidas,  sidra, medies de vino, sardines salones, bacalao que estaba colgado del techo...  aceite que se traía en bidones,  madreñes, bombilles, y toda clase de  artículos de droguería,  papelería..."

Quienes le conocieron  cuentan  “Disfrutaba con lo que hacía, siendo buen amigo, buen conversador  y una  gran persona,   siempre se sintió  orgulloso de poder mantener  abierto el chigre y tienda en honor a su padres,   Álvaro y Etelvina” 

Desde VillaviciosaHermosa nuestro recuerdo,  y para su familia nuestras   condolencias pésame.  D.E.P.