La autora que comenzó a pintar casi a su jubilación y como afición, señala que le gusta también la acuarela y la plumilla. Con extrema discreción, sus ojos se inspiran en temas cotidianos, para pintar sobre todo bodegones y rincones de Villaviciosa, que recrea con gran belleza.

 

Alumna del artista Pepe Cuadra, del que habla con admiración, afirma “del arte y talento de Cuadra, nació en mí una pasión y emoción por la pintura, que trato de expresar en las obras que ahora se exponen”

 

En los oleos de Orfelina, destacan los colores fuertes y vivos,  verdes y rojos, y una gran sensibilidad por lo pequeños detalles para crear unas obras de gran belleza. Esta muestra artística nos transmite que en las manos de la autora hay mucho arte, que nos muestra en esta exposición llena de realismo y vida.

 

 

“Colores Maliayos”, consta de ocho obras con paisajes  naturales de Villaviciosa, y algún bodegón, que se exponen en el Café Vicente durante todo el mes de mayo de 2014