El colectivo entiende que "afectan gravemente la integridad de este espacio natural", puesto que "ofrecen del mismo una visión tercermundista y fuertemente deteriorada en su conjunto, debiendo destacarse que los asentamientos y sus captaciones de agua se encuentran ubicados en los puntos más sensibles en términos paisajísticos".

 

 

Añaden que han sido denunciados reiteradamente desde hace más de seis años, "sin que se hayan tomado medidas de ningún tipo". Prueba de esto último es que "tanto los asentamientos como las explotaciones ilegales de acuíferos o bien continúan en la misma situación en que fueron construidos o bien fueron ampliados, pero en ningún caso erradicados".

 

 

"Es evidente que no existe un régimen de protección adecuado, ni desde el punto de vista medioambiental ni desde el punto de vista urbanístico, representando una infracción muy significativa de la normativa vigente para la Red Natura 2000", reprueban.

 

Fuente:

OVIEDO, 15 (EUROPA PRESS)

 

Nuestra Foto de esta semana de la vida en la Ría