Aunque no soy partidario de que el Club esté saliendo un día si y otro también, en los diferentes medios de comunicación, por motivos extradeportivos, quiero aprovechar la ocasión para dejar claro que tanto yo, como toda mi junta directiva, estamos con la conciencia totalmente tranquila en lo que se refiere a nuestra gestión, haya sido buena o mala, ya que no hemos hecho otra cosa que trabajar sin desánimo, día a día, y aportando algo más que trabajo, cuando fue necesario, en momentos muy difíciles, que los hubo, por qué el socio sabía que la anterior situación no era muy buena, y que debido principalmente a unos gastos no acordes con los resultados y con la actual crisis en todos los sectores, nos ha hecho perder recursos y patrocinio durante dos años.

 

Además de los gastos, ya tan comentados, en agua y uso de instalaciones municipales, que llegaron, casi, de 50.000,00 €, en los últimos años.

 

Todo ello acarrea un déficit, que aunque no es realmente el que se está mostrando en los titulares, no sé con que interés, es muy importante.

 

Ahora todos esperamos, con la nueva directiva, que se genere un mayor número de socios y publicidad, que unido a los posibles recortes, en gastos, que ellos consideren oportunos, y a los logros del año pasado, en lo que se refiere a gastos de agua, a partir de ahora, convenio mixto para la gestión del campo de Amandi, y rebaja muy considerable en la tarifa del uso del Polideportivo, puede llegar a tener una diferencia, en el presupuesto anual, a favor muy importante.

 

También espero que ahora, los que intentaron desunir y criticar todo por norma, en estos últimos años, empiecen a ver al Club Deportivo Lealtad, como un solo Club, y no como el equipo de un determinado entrenador o de un grupo de Padres.

 

Nadie debe seguir teniendo poder de forma individual y utilizarlo a su antojo, todo forma parte de un solo club, los jugadores, los entrenadores, las instalaciones y todos los medios.

 

Hay gente que debería estar más agradecida a esta directiva, por muchos motivos, pero no es momento de comentar y sacar cosas a la luz, que sólo servirían para enfrentar y desunir, y ahora no es eso lo que toca.

 

Espero para este año, una directiva unidad, por un solo Club, un equipo en Tercera, y un futbol base para el futuro del Club y no para el capricho y orgullo personal y particular.

 

Después de un año tan difícil y complicado como este, sólo tengo agradecimiento para mi directiva, empleados, todo el grupo de la primera plantilla, que no sólo dieron la cara

 

 

 

 

domingo a domingo en el campo, ante una situación tan complicada para ellos, y supieron mantener discreción y respeto, “lavando la ropa en casa”, como se suele decir.

 

También estoy agradecido a todos los jugadores y el organigrama del futbol base, sin rencor hacia nadie, a nuestros colaboradores y patrocinadores, como fueron en años anteriores el “Grupo Isastur”, y ahora “Autocares Cabranes”. A mis amigos, todos los Presidentes de la Segunda B y Tercera División, a la RFAF, y sobre todo, al Socio de siempre, que es el verdadero dueño y motor del Club y que debe de velar para defender su soberanía y no permitir que el Club sea pasto de intereses políticos o de conveniencias temporales y personales.

 

           

 

Un saludo.

 

 

Kike Moreno.