Redacción Villaviciosa

Medio centenar  de vecinos maliayos se concentraron ayer viernes delante  de la empresa de derivados lácteos, situada en la calle José Ballina Fernández de Villaviciosa.  Los manifestantes `portaban una pancarta en la que se podía leer, ”Ni ruidos, ni emisiones. Vertidos no”, para protestar por los “olores, vertidos, polvo blanco y ruidos”,  que parece se producen   desde las  instalaciones de esta fábrica  láctea. También   para pedir que se cumpla la normativa medioambiental.

 

Entre los asistentes se encontraban, vecinos, comerciantes de la zona, la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, o el concejal de  de Somos Villaviciosa, José Fernando Díaz 'Pindy'.  

 

El Ayuntamiento  de Villaviciosa, tras las inspecciones realizadas por  técnicos municipales ha enviado los  informes al Principado.