• - Esta iniciativa y la entrada en vigor de los servicios esenciales, que se publicará mañana, pretenden proteger a la ciudadanía y garantizar el funcionamiento imprescindible de la Administración

El Gobierno de Asturias recomienda que no acudan al trabajo las empleadas y empleados públicos autonómicos que sufran una situación sanitaria de riesgo o que tengan personas a su cargo. El Ejecutivo publicará mañana la entrada en vigor de los servicios esenciales. Todas las medidas están concebidas para proteger a la ciudadanía del riesgo de contagio del coronavirus COVID 19, así como para garantizar el funcionamiento básico de la Administración.

La consideración de riesgo incluye a todas las personas con patologías crónicas graves, problemas respiratorios, personas inmunodeprimidas, así como embarazadas. También se recomienda que permanezcan en sus domicilios las personas empleadas públicas que tengan encomendado el cuidado de hijos menores, personas dependientes o mayores.

Esta decisión pretende proteger a los empleados públicos más vulnerables y está en consonancia con las recomendaciones efectuadas por el acuerdo de Consejo de Gobierno de 12 de marzo.

El alcance de esta recomendación se complementará con la entrada en vigor de los servicios esenciales para todas las consejerías. Se trata de una medida que pretende garantizar el funcionamiento de los servicios imprescindibles de la Administración al tiempo que evitará la afluencia de los trabajadores a su puesto para prevenir posibles contagios. Se trata, en definitiva, de garantizar los servicios públicos y evitar al mismo tiempo la propagación del virus.

Una vez que mañana se publiquen estos servicios mínimos se organizará asimismo la fórmula del teletrabajo.

 

El Gobierno del Principado agradece a todos y todas las empleadas públicas su colaboración y esfuerzo en unos momentos tan complicados como este en el que se precisa más que nunca la serenidad y el compromiso del conjunto de la ciudadanía.