Redacción.Vicente Alonso

Un vecino de San Martín del Mar en Villaviciosa se sorprendía la noche del pasado domingo al encontrar una cría de corza,  que aparecía muerta  en uno de los márgenes de la carretera entre el Puntal y Tazones. “Parece que pudo ser atropellada por un vehículo, aunque aparentemente no se le ven golpes,  y está como si  después la hubieran  arrastrado  a la zona de la cuneta de la carretera.  La `corzina’ que no llegará a los  20 kilos, supongo que será una de las tres familias de corzos que se ven últimamente  por esta zona”

Por los pueblos  de San Martín del Mar se pueden ver  cada vez más corzos, como por  todo el concejo maliayo. Explica el naturalista villaviciosino Gonzalo Gil, “en los últimos años la población de corzos había descendido mucho debido a una enfermedad causada por un parásito. Se llama el gusano de las narices del corzo,  (Cephenemyia stimulator)  que es la larva de un rábano que se desarrolla en las fosas nasales y cavidad bucal de los corzos. Esta enfermedad lleva afectando a los corzos en Asturias desde hace algo más de diez años, causando  la muerte de muchos de ellos.  Ahora parece que hay un ligero repunte, y ya empiezan a verse corzos de manera frecuente en los  sitios donde era habitual”

En esta  carretera desde el  Puntal a Tazones hay  varias   zonas habituales de paso de corzo y jabalí.    “No estaría demás tomar precauciones y respetar los límites de velocidad especialmente en las horas anteriores al amanecer y al oscurecer,  que son los momentos de máximo movimiento en la fauna”,  apunta  Gil

El animal era retirado ayer a mediodíatras dar aviso los vecinos al 112

 

Más imágenes