Vallinaoscura es un núcleo de nueve habitantes en la actualidad,  y  poco más de veinte edificaciones, que pertenece a la parroquia de Puelles. Tiene una ubicación estratégica, a solo unos metros del monasterio de Valdedios y en el trazado del Camino de Santiago que ofrece la posibilidad de alcanzar el alto de La Campa, por la variante del trazado oficial,  pasando por Arbazal; siguiendo así la ruta que, desde hace siglos, recorre la procesión de la Virgen de las Angustias durante la celebración de la Cincuesma

Allí, y sobre una construcción anterior, los vecinos construyeron hace más de un siglo  el lavaderu de Santi, que da servicio a los barrios de Vallinaoscura, El Polléu y La Viña, y a los muchos caminantes que por allí pasan. El lavaderu se había arruinado por completo y estaba tapado por tierra y maleza, justo al lado de la captación del manantial que durante muchos años ha sido el principal abastecedor de agua a Villaviciosa.

Los vecinos de Vallinaoscura llevaban ya muchos años pidiendo ayuda al Ayuntamiento para la recuperación de este lavadero, el  único que queda en la zona,  donde toda la vida vieron lavar a sus madres y abuelas,  donde, según cuentan, podían lavar  catorce a la vez.

Finalmente, gracias la iniciativa de estos vecinos, que ofrecieron su trabajo mediante sextaferia y la aportación de los materiales por el Ayuntamiento de Villaviciosa, se ha recuperado el lavaderu de Santi, según su arquitectura original.

“Es muy antiguo,  tiene dos lavaderos y es el único de estos pueblos,  era necesario recuperarlo y las obras las hemos hecho por los propios vecinos” explican dos de ellos, Agustín Roces y Jesús Sanz,  “para lo que solicitamos de nuevo al Ayuntamiento de Villaviciosa ayuda, y esta vez nos hicieron caso y aportaron  los materiales necesarios para las obras,  y madera y teja para techarlo. Así que  estamos muy agradecidos  por su colaboración”.  Y añaden estos vecinos, que “Además de ser disfrutado de nuevo por los vecinos de estos pueblos,  también dará servicio a muchas de las personas que pasan por esta zona,  haciendo el Camino de Santiago”.

El pasado sábado, quisieron festejarlo con el tradicional ramu de la obra, haciendo un asado junto al lavaderu de Santi, con la asistencia del Alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega y concejales del equipo de gobierno.

Desde el Ayuntamiento de Villaviciosa se ha llevado a cabo un plan de restauración de antiguos lavaderos del concejo entre 2017 y 2018. Muchos de ellos han sido por petición de los vecinos y asociaciones, incluso con ayuda directa de los mismos, como fue el caso de Vallinaoscura, mediante sextaferia. En total han sido seis las intervenciones en Candanal, Valdebarcena, Mieres, Breceña y Llugarón, además del de Santi en Vallinaoscura. Desde el gobierno municipal se pretende continuar con este programa en los próximos presupuestos, dado que son muchos los que necesitan intervención en todas las parroquias del concejo.

Foto de portada de la celebración del sábado. Foto inferior el lavaderu recuperado