Las obras para ensanchar el punto más estrecho de la carretera VV-10 en Grases (Villaviciosa) comenzaron ayer con el derribo del muro propiedad de unos particulares en el punto más estrecho de esta carretera, que dificultaba el paso de camiones y autobuses. El proyecto de "Ensanche de plataforma en el entorno del p.k. 1+300 de la carretera VV-10", está siendo ejecutado por la Consejería de Infraestructuras, con una inversión de 32.000€. Para sacar el proyecto adelante, fue necesario acudir a la expropiación de los terrenos necesarios, mediante acuerdo del Consejo de Gobierno de septiembre del año pasado,  tras fracasar los intentos para llegar a un acuerdo con la propiedad de la finca afectada.

El objetivo de las obras es ampliar la carretera en ese punto hasta un ancho mínimo de 4,30 metros, con el fin de mejorar la visibilidad y permitir el paso de un vehículo de hasta 15 metros de longitud y 2,55 de anchura (autobuses escolares, transportes, etc). Se pretende resolver un grave problema de seguridad vial motivado por la existencia de un fuerte estrechamiento de calzada, en una zona próxima a una curva con reducida visibilidad. La situación se ve agravada por la existencia de unas instalaciones de fabricación de productos lácteos artesanales en las proximidades de la zona de actuación, que suelen ser destino de multitud de excursiones de centros educativos, así como por el paso del Camino de Santiago. No en vano, las características geométricas existentes hacen que en ocasiones los vehículos, en especial los pesados (autobuses o camiones), se encuentren con serias dificultades y elevado riesgo de accidente, cuando se han de cruzar con otros vehículos o peatones, habiéndose producido en más de una ocasión impactos en el muro de cierre de la finca situada en la margen izquierda de la carretera, y con las viviendas aledañas.

 

Imagen de las obras

La vía tiene una longitud aproximada de 5,85 kilómetros y parte de la AS-380, La Secada-Villaviciosa, y discurre por núcleos tales como Casquita o Grases. Los vecinos de Grases, Niévares y Rozaes, venían reivindicando desde hace varios años la necesidad de ensanchar la carretera en este punto, dados los problemas que padecian. Además, la ganadería de Los Caserinos, uno de los lugares más visitados del concejo, se ve afectada en sus cada vez más numerosos visitas de grupos.

 Esta demanda, fue recogida por el Alcalde, Alejandro Vega, que en la reunión que mantuvo en junio de 2016 con el Director General de Infraestructuras, José María Pertierra, pidió prioridad para esta obra. En noviembre de 2017, el Director General visitó junto con el Alcalde, la carretera, y pudo así comprobar el alcance del problema. Poco después  se aprobaba el proyecto técnico para la ejecución de las obras que ahora han comenzado.

El Alcalde, Alejandro Vega, visitó las obras acompañado por la primer teniente de Alcalde, Lorena Villar. Señalo que "se trata de una obra pequeña en inversión pero muy necesaria para dar solución que los vecinos llevaban esperando desde hace varios años y que gobiernos anteriores no solucionaron". Y agradeció al Principado, "que haya sido receptivo a esta demanda de algo tan necesario, y confiamos en que puedan atender otras mejoras que hemos solicitado como es la mejora de la carretera AS-331 de Peón y Candanal".