Una de las fiestas más esperadas,   y con más tradición del verano en Villaviciosa, organizadas por la  Asociación Cultural y de Festejos “Puente San Xuan D’Amandi”, comenzaron ayer  con el desfile de Xigantes y Cabezudos  acompañados de gaita y tambor. Este año como novedad se  presentaron  dos nuevos cabezudos,  recreaciones realizadas a mano por  el  artesano restaurador,  José Miguel Beneyto, que fueron llevados en el desfile con gran emoción  sobre  sillas eléctricas, por los vecinos Emilio Bada y Saray Jurado.

 

Desfile de Xigantes y cabezudos. Foto de  José Miguel

La tarde dio comienzo con los juegos infantiles a cargo de Mágicos Eventos, seguida de la tradicional merienda. Uno de los momentos más esperados fue el pregón de las fiestas  a cargo de Tino Cortina, Presidente de la Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias, quien señaló. “Esta fiesta de Amandi es otro ejemplo claro de cultura sidrera asturiana.  Esta parroquia es una de  las zonas con mayor densidad de pumaradas de Asturias.  Os animo a disfrutar  de estas  fiestas de San Xuan, y con sidra de  denominación de origen, ya que los organizadores  apuestan por ella precisamente aquí en la barraca”

 

Seguidamente a Cortina se le  entregó el VI Puente San Xuan de Honor, y tuvo lugar la tradicional “Foguera de San XUan”, con la interpretación de la “Danza de San Xuan de Amandi”, a cargo del Grupo Folklórico Villaviciosa Aires de Asturias.

 

 LUNES 24

Hoy lunes tras la alborada que anunciará el comienzo de la fiesta, se celebrará la Misa Solemne a las 12,00 horas en honor a San Juan, cantada por el Coro San Roque de Lastres. Seguidamente procesión, subasta del ramu y sesión vermouth con gaita y tambor.

El Grupo de Deporte Rural 6 Conceyos, serán los encargados de inaugurar la tarde con una exhibición de deporte rural asturiano con juegos tradicionales. A las 21,30 horas será el turno de la entrega del VI Puente de Honor al “Vecín del añu”,  que este año recaerá en Ramón García Arenas, por su ‘colaboración e implicación  de toda la vida con las fiestas’

 A continuación habrá una  gran parrillada y fin de fiesta con la verbena a cargo de la Orquesta Espectáculo Revelación, y la actuación de Los Berrones, presentado su nuevo disco, y éxitos de siempre

 

PREGÓN TINO CORTINA FIESTA DE SAN JUAN DE AMANDI – 2019

 

Un año más llega la noche mágica. La más corta del año. Ya está aquí San Juan!!! Y sinceramente es un honor para mí estar hoy con todos vosotros, alcalde, vecinos y amigos.

Y nos toca celebrarlo. Sabéis que esta noche, en una fiesta de prau sin igual, recreamos entre todos una tradición milenaria y ancestral, la llegada de la época estival con el solsticio de verano. Una fiesta en la que se juntan las ganas de folixa con la exaltación del fuego, la tierra, el aire y el agua tan necesaria como inoportuna.

En cualquier caso, no hay mejor sitio para disfrutar de esta noche, que en este acogedor rincón de nuestra Villa.

Amandi, es sin lugar a duda uno de los pueblos más guapos y con más historia del municipio. Una parroquia “digna de ser amada”, si atendemos a lo que significa su propio nombre en latín.

En mi condición de enólogo y llagareru, quiero pensar que tan solo pueden tener el honor de llevar el nombre de Amandi aquellas tierras donde sea extraordinaria la calidad de sus cultivos y sus bebidas. Santa María de Amandi, en Lugo es referente por la excelente calidad de su uva y también de sus vinos. Amandi de Villaviciosa, entiendo que lo ha de ser por su manzana y su sidra,…pero bueno,…¡esti debate vamos dejalu pal chigre!

Quién sabe, si el gran poeta romano, Ovidio, se inspiró en esta nuestra tierra para escribir su Ars Amandi. ¡La buena sidra pudo resultarle de gran ayuda!

Ars Amandi  es un clásico y fue una obra de enorme éxito en su época. Un Tratado del Amor, que aunque controvertido, se hizo muy popular en la sociedad romana de su tiempo. Tan solo es de extrañar que en sus poemas, Ovidio recomendara ir al teatro o al circo para ligar,…y no mencionara nada de venir a San Xuan de Amandi, al calor de la foguera. En fin, eran otros tiempos.

Lo cierto es que este poeta, era romano, igual que el puente de Valbucar, o el de La Parra que tenemos aquí al lado, que aunque haya sufrido los avatares de los tiempos, el último cuando fue derribado en la guerra civil, ha sido reconstruido una y otra vez, para así seguir cumpliendo hoy en día con su función de dar servicio de paso a tantos y tantos vecinos,… incluso a peregrinos que Camino de Santiago estampan su foto en él. Pensar que sus primeras piedras fueron puestas hace tanto tiempo, nos traslada a una época muy lejana, la romana, de la cual bebe nuestra civilización.

Pero el culto a los elementos de la naturaleza, que hoy rememoramos, es milenario. Anterior a los romanos. De hecho, se pierde en la noche de los tiempos.

Aquellos astures, que pudieron vivir en comunidades como las de los poco conocidos castros de Camoca, El Olivar o Moriyón, adoraban a dioses y diosas como Belenos, dios del fuego y la luz; o Deva, diosa de la tierra y la fertilidad; y realizaban rituales y banquetes debajo de sus árboles sagrados, principalmente los carbayos. Pero sobre todo, eran grandes observadores de una naturaleza, que respetaban como nadie.

Cuando miramos a la luna, y trasegamos o corchamos la sidra en cuartu menguante, estamos de alguna forma, dándoles toda la razón a nuestros sabios ancestros. 

¿Y que hay de los seres de la mitología? Habéis de saber que tan solo esta noche los cuélebres duermen apacibles, y entonces, puede ser fácil ver una xana.

No sé si les moces del pueblu siguen acudiendo a los manantiales o les fuentes, mañana a primera hora, a por la flor del agua. Pero alguna fuente engalanada, se sigue viendo. Así que alguien seguirá creyendo en lo que cuenta la leyenda: la flor del agua tiene propiedades curativas, pero además garantiza la prosperidad o ¡el casamiento a lo largo del año!

También el arfueyu era planta sagrada con diferentes bondades para los astures de otra época. Pena que esta creencia no tenga mucho éxito hoy en día, porque lo que se dice muérdago, tenemos a fartucar!!!

Bueno, a veces hay que tomárselo con humor, aunque sea una pena. No obstante, en esta noche también se mueven con soltura los bromistas y provocadores.

Una vez, de pequeñín, recuerdo haber visto un carru encadenado. Y por curiosidad, preguntéi por ello a mi güela. Ella me contestó, que en San Xuan por si acasu, el carru dormía amarrau y les madreñes dentro casa.

Leyendas, mitos y bromas aparte, con su llegada el cristianismo acogió y dio sentido a muchas de estas creencias, y la fiesta pasó a celebrarse bajo la advocación de San Juan Bautista. Profeta ligado al agua bautismal, pero también a la luz si atendemos al evangelio cuando se dice que San Juan “vino como testigo para dar testimonio de la luz”, en una clara evocación cristiana.

La iglesia parroquial de Amandi, templo reconocido como una de las principales joyas del románico en Asturias, es original de finales del siglo XII, antes de la fundación de la propia Villa, capital del concejo.

De nuestra parroquia, permitidme destacar a dos de sus párrocos más ilustres.

Primero, el actual, Don Carlos Capellán, un cura sin el que nada sería igual, por el que no parecen pasar los años, y que lleva toda una vida en la parroquia, ejerciendo sus labores con diligencia y saber hacer, y contribuyendo a la conservación de los valores cristianos.

Y también quiero recordar a Don José Caunedo y Cuenllas, al que podríamos denominar “el Dom Pérignon” o “el Columela” de la manzana y la sidra asturiana. Caunedo, cura de Amandi desde 1769 hasta su fallecimiento en 1802, se dedicó al estudio y divulgación de su conocimiento agronómico entre sus feligreses, poniendo especial énfasis en el cultivo de la manzana. Del conocimiento de este cura de Amandi llegó a hacerse eco hasta en Francia, lo cual da idea de su relevancia. En 1799 publicó la “Memoria sobre el manzano y fabricación de sidra” en donde se puede leer: “La sidra varía mucho en el gusto, sustancia y espíritu, conforme a la calidad de la manzana, y a los diversos terrenos que la producen. Así lo acredita la experiencia. Es común sentir de todos que la de este concejo de Villaviciosa es preferible a la de todo el Principado, y aun podemos decir que apenas en toda Europa se encontrará de igual bondad. La manzana es muy dulce, suave y fina, y lo mismo la sidra que de ella se hace”, porque “La sidra en este país es mejor que en otros, digo si la benefician bien, porque la manzana es mejor, y no por otra causa.”

Amandi siempre ha “peleado”, con Arroes, por el honorífico título de ser la parroquia de mayor producción de manzana de sidra. También llegó a haber en Amandi más de 50 llagares, ¡que dizse pronto!. Encontramos testimonio de ello en los escasos documentos existentes. Es cierto que mucho han cambiado los tiempos, pero la realidad es tozuda, y la verdad es que no creo que nuestro entorno agrícola se parezca demasiado a lo que seguramente Caunedo soñó. Una pena que hemos de lamentar, dos siglos después.

Precisamente por eso, por la inquietud de “hacer algo por Asturias”, surge en 2003 la denominación de origen protegida “Sidra de Asturias”, que a día de hoy presido.

Fue gestada en su día con la idea de proteger la manzana asturiana y promover una acción conjunta de promoción, de cara a la apertura de nuevos horizontes para la manzana y la sidra de nuestra tierra.

Hoy en día, lideramos un proyecto, con la herramienta más sofisticada que nos pone a disposición la Unión Europea. Somos la primera denominación de origen sidrera de España. Hemos sentado las bases del futuro con una iniciativa loable, que requerirá de esfuerzos, pero que ha sido capaz de dinamizar otras regiones al igual que tiene que ocurrir con la nuestra.  

El Consejo Regulador de la denominación de origen protegida Sidra de Asturias es un ejemplo de cómo debemos respetar nuestra historia, valorar lo nuestro y sentirnos orgullosos de quiénes somos.

Pero Amandi, y la historia de la manzana y la sidra, se encuentran más allá de los pumares y los llagares. La fiesta de San Xuan es un ejemplo claro de celebración asociada a la cultura sidrera. ¿Quién baila la danza de San Xuan sin haber tomado antes un culete?

Nuestra rica, única y respetable cultura sidrera, vive en nosotros, en el ADN de los asturianos. El folclore, les costumbres, el escanciado, les romeríes,..., siguen a día de hoy configurando nuestra forma de ser.  Con una cultura tan sólida en torno a la manzana y la sidra, tan solo esperamos ser correspondidos y llegar a formar parte de la Lista Representativa donde la UNESCO destaca este tipo de expresiones del patrimonio cultural inmaterial de toda la humanidad.

Así que debemos esforzarnos también para que nuestra cultura y tradiciones, se transmitan a la juventud del futuro, que vivirá de forma distinta a nosotros, pero que puede tener gratos recuerdos relacionados con nuestra cultura sidrera, ¿por qué no?

Yo, por ejemplo recuerdo, de guaje, pañar manzana con mi tía Aurelia, la del chigre de La Parra, en andecha, junto con otros vecinos, en un acto de solidaridad familiar y vecinal típicamente asturiano,…tú me ayudas,…y yo te ayudo. Y de mi tía Aurelia, también recuerdo el olor de la comida en su casa, celebrando juntos el día de San Juan. A ella, que tantos de vosotros conocisteis en el bar, permitidme dedicarle con todo el cariño este pregón.

También en andecha, Amandi y sus vecinos ponen su granín de arena para mantener viva la historia. Porque representados en esencia por la Asociación Cultural y de Festejos “Puente San Xuan d’Amandi”, continúan engalanando el prau de la fiesta un año tras otro, trabayando con humor, para permitirnos a todos los demás disfrutar de la luz, el color, la música y el ambiente de una auténtica folixa asturiana.

Gracias a ellos, poco ha cambiado en los últimos años, casi nada. Si os digo la verdad, yo tan solo echo en falta,…¡la costumbre de comer unes avellanes en el prau!

Ye prestoso ver como bailaben hoy los Xigantes y Cabezudos al son de la gaita y el tambor, participar en la puya l’ramu o bailar la Danza de San Xuan dentro de unos minutos al son de los cánticos y la pandereta.

Mientras bailamos, las llamas nos recordarán los demonios en agonía, consumidos por la fuerza de la naturaleza, a la que le ofrecemos el sacrificio del Santón, que entaramingau en lo alto de la gaviella de leña, está controlando como muchos impacientes estáis ya escribiendo papelinos, para tirarlos luego a la foguera con los deseos para un nuevo año. Cada cual con su creencia y superstición.

Ya para finalizar, recordaros lo que ya todos sabemos, que mantener el pulso de la actividad en un entorno rural y ciertamente cada vez más envejecido, cuesta Dios y ayuda. Pasa en todos los pueblos. Con la manzana, con les vaques  y un largo etcétera. Por eso siempre tienen que echanos una mano los que manden. No me canso de decirlo, ¡hay que ser capaces de crear riqueza en el mundo rural!

Gracias a que la folixa de San Xuan ye diferente. Siempre fue y sigue siendo una fiesta especialmente señalada en la agenda juvenil, y por lo tanto, con porvenir.

Demostremos al mundo que sigue habiendo simbiosis entre generaciones, y que aún quedan pueblos que saben disfrutar con la fidelidad a los antepasados y a la historia.

Que reine la fiesta,…¡y que corra la Sidra de Asturias, hoy  en Amandi!

Viva San Xuan!!!

 

 

Tino Cortina, 23 de junio de 2019

 

Los BERRONES presentan hoy su nuevo disco, ¿Onde vas con eses traces? y tocarán sus éxitos de los últimos 30 años