Vicente Alonso

La faba es la   legumbre estrella de Asturias,  y el  ingrediente principal de la emblemática  fabada asturiana, el plato más  internacional   del Principado, pero también es protagonista  de  otras sabrosas    recetas  con mariscos, pescados o carnes.  La famosa legumbre  además  ha dado  lugar a atrevidas  variantes  con un sorprendente recetario dulce que da sabor a   helados, mazapanes o tartas

Ahora la maliayesa, Marta “la de Coral”,   reconocida aficionada a la cocina, en especial  a la    repostería,  presenta una  innovadora mermelada de fabes,    fruto de su afición  por experimentar elaborando   las  mermeladas   más originales. En su despensa  se pueden encontrar   más de veinte   recetas propias,   con toda clase de productos de su propia huerta en Fuentes, Villaviciosa

Lo que más  me  atrae de la cocina   es  innovar  y experimentar  con nuevos sabores y   productos  apetecibles para ello.  Hago mermeladas   con  productos de mí huerto  en  Llavanderu,   y  me gusta  siempre que   tengan  un toque y sabor asturiano.  Una de mis debilidades   son les fabes de la granja, que siempre cociné  en fabada tradicional o fabes con diferentes ingredientes. Ahora  me he atrevido a experimentar   preparándolas  en mermelada. Creo que el resultado final ha sido sorprendente, muy bueno”,  asegura orgullosa  la maliayesa por la  novedad del ingrediente, y por el    excelente  sabor final  de la   receta  de elaboración totalmente artesanal

 

 La Receta

Para u preparación  esta  maestra repostera   ha empleado  200 gramos de fabes   cocidas con agua y sal, 75 gramos de azúcar blanca y  50 gramos  de azúcar moreno. Sobre la   elaboración, García Canto  explica, “por supuesto les fabes tienen que ser de la granja. Se cuecen   con agua cómo se hace para la fabada, (yo para esta receta lo hice en una olla rápida 15 minutos). Después se dejan  escurrir, se trituran y  se añade el punto de sal, y le pongo   dos variedades de azúcar, más blanca que morena.  Como truco  si se quiere se le puede añadir un chorrín de licor más bien seco. Se vuelve a cocer todo junto alrededor de media hora”.

Sobre el resultado final de la receta, Marta reconoce estar encantada  con  las opiniones de familiares y amigos,  a los que ha regalado las primeras pruebas.  “Dicen que está en su punto de dulzor,  con una textura suave y  un sabor tan original que no se parece a ningún  otro. Están sorprendidos porque   no se esperaban que les fabes pudieran servir para hacer mermelada. Ha sido todo un éxito”, explica  orgullosa la repostera por el   ingrediente  tan asturiano y peculiar  sabor, y añade,  “creo que de todas las mermeladas que he hecho hasta ahora,  esta es de las que más me ha gustado

Y es que esta aficionada a la cocina  es toda una experta en hacer mermeladas que  prepara con  productos  de los más apetecibles. Entre las más de una veintena de sus especialidades  destacan frutos autóctonos como,   arándanos, piescos, higos, pera, calabaza, frambuesa o  mora,  a los que ha ido sumando  experimentos exóticos  con saúco, grosella,  feijoa,   higos chumbos, o las más recientes  de  tomate verde o  maduro, de temporada

Esta  amante de los fogones dice,  “les fabes asturianes  son una de mis debilidades en la cocina,  y un manjar único en el mundo”. Así  es  una firme defensora de la legumbre  como  miembro de la Cofradía del Fabes del Principado de Asturias en Villaviciosa De  sus creativas   manos han salido   recetas  de fabada tradicional o fabes con ‘tropiezos’ que  han ganado   varios premios en  los prestigiosos  concursos de las Jornadas Gastronómicas de les Fabes de Villaviciosa.

Ahora Marta  García Canto ya puede ‘presumir’ de ser la creadora   de  una nueva y  sorprendente receta para saborear,  ‘les fabes más dulces’,  toda una exquisita sorpresa   para el paladar