Cuentan astrólogos famosos que “la luna”, ese nuestro satélite, estaba en un momento dado un poco aburrida, decidió salir de visita a los planetas. Preguntó al primero, ¿tú quién eres?, soy Júpiter, gracias hasta luego. Se acercó a Marte, ¿tú quién eres?, soy Marte el Rojo, no me gustas con ese color. Así llegó a Saturno, ¿tú quién eres?, soy Saturno, el rey de los anillos, pues no me convienes con tanto cerco. Así se acercó a toro más pequeño y le pareció interesante, ¿tú quién eres?, ¿cómo te llamas?, soy la Tierra, ¿quién me lo pregunta?, yo soy la Luna, si quieres podremos llevarnos bien.

Tu planeta, yo, tu satélite, seguirás teniendo humanos, yo te proyectaré un claro reflejo y me verás de varias formas, a saber: nueva, creciente, llena o menguante, durante unos días en cada forma. Por excepción sufriré algún eclipse, pero no temas, volveré a mi brillo normal, ¿te parece bien así?, de acuerdo, contestó la Tierra.

 Desde entonces giran en el Universo tal como los conocemos hoy. Actualmente los humanos están empeñados en saber cómo es, el suelo, el clima, el día a día en la Luna, ¿llegarán a conseguirlo con el tiempo?. Hay mentes tan privilegiadas que hacen posible lo impensable para la mayoría de los mortales.

 Esperemos que los avances sean para bien de las próximas generaciones y gozar así algún día de algún secreto de la LUNA, aún a costa de tiempo y gran trabajo de muchos astronautas. En España tenemos uno vivo felizmente.

 

Angelita Rea Villazón

03-2019

 

Autor fotos: Pedro Castro Alonso - "Luna sobre Villaviciosa"