Ya se ha convertido en parte habitual de los titulares que hacen referencia al Cross de Grases, pero sigue siendo cierto que año tras año se baten récords de participación. En esta ocasión 270 chicos y chicas de la mayoría de los clubes asturianos se presentaron en el campo de la iglesia de Grases para disfrutar de una mañana intensa de carreras.

 

 A las once de la mañana, con apenas diez minutos de retraso por el casi colapso en el proceso de inscripciones, salían los más pequeños: dos salidas independientes, para chicos y chicas, que ponían ya en competición a más de 90 futuros atletas. Desde ahí y hasta poco más de la una del mediodía se sucedieron las salidas, los ataques y los sprints. La climatología acompañó toda la jornada y la carpa se quedó pequeña al final para la entrega de medallas y trofeos a todos los participantes, que pusieron a prueba una vez más (sin dejar en evidencia tampoco en esta ocasión) la capacidad organizativa de la Comisión de Fiestas de Grases, la generosidad de Los Caserinos o el compromiso del Ayuntamiento de Villaviciosa, Coca Cola y una larga lista de establecimientos maliayos que año tras año patrocinan la prueba.

 

En la página web de club, www.atletismovillaviciosa.com se irán subiendo las fotos de la jornada y los vídeos con cada una de las carreras y la correspondiente entrega de premios.

 

Tras la fiesta que supone cada edición del Cross de Grases para categorías menores, El Gaitero Atletismo Villaviciosa retoma los entrenamientos regulares. Medio centenar largo de “aprendices” de atletas, la mayoría de ellos no quiso perderse la sesión fotográfica, comenzaban esta semana los entrenamientos en la pista municipal; unos, vinculados a la Escuela Municipal de Atletismo que dirige Manolo Villazón y el resto integrados ya en la estructura del club.

 

Tienen por delante unos cuantos meses de deporte y entretenimiento en los que la buena convivencia será tan importante o más que los propios éxitos deportivos.