Intervienen

José Antonio Olivar, periodista.

José Antonio Fidalgo, cronista oficial de Colunga.

 

Asociación Amigos del Paisaje de Villaviciosa Pueblo Ejemplar de Asturias 1991

Confederación de asociaciones lastrinas. Lastres Pueblo Ejemplar de Asturias 2010

 

Agustín B. Pedrayes y Foyo

Nació en La Salgar, Llastres el 28 de agosto de 1744. Fue hijo del médico Emeterio Pedrayes y de Manuela del Foyo, ambos naturales de Llué. Es bautizado en Llastres el día 29, en la parroquia de Santa María de Sádaba.

 

Estudió las primeras letras en Llastres y humanidades en Colunga con un preceptor José Vicente Mejía. Fundamental en su formación fue la acción de su tío fray Bernardo Foyo, benedictino; se matricula en la universidadde Santiago, donde estudia Filosofía, Teología y Jurisprudencia.

 

1769.- Es nombrado Maestro de Matemáticas de la Real Casa de Caballeros

Pages de Su Magestad. En ese tiempo estudia los tratados más

recientes de Mecánica, Geodesia y Mineralogía.

 

1777.- Escribe Nuevo y original método de quadraturas determinadas.

280 páginas hasta ahora inéditas, aunque está anunciada su pronta edición

crítica.

 

1790.- Resentida su salud, se recoge en Llastres, tiempo que ocupó en

cuidar a su madre enferma.

1794.- Conoce a Jovellanos, del que será confidente intelectual y colaborador

en el Instituto de Gijón.

 

1795.- Comunica su decisión de volver a Madrid. “Lo siento por él,

a quien incomodarán y por esta escuela a que pudiera ayudar mucho... Mi

grande amigo Pedrayes se va a Madrid...”(Jovellanos).

 

1798.- Por invitación del gobierno francés fue nombrado representante

de España para concurrir con los sabios designados para fijar el fundamento

de un nuevo sistema de pesas y medidas que, por su sencillez,

claridad y precisión, pudiera sustituir ventajosamente a los usados en todas

las naciones.

 

Durante los dos años de París dedicó tiempo para la publicación de

Tratado de Matemáticas. A su regreso en 1801 se le rindieron honores y

distinciones. Sus trabajos le colocan a la cabeza del movimiento científico

de la época.

 

El rey José Bonaparte le incluyó en un censo de 86 hombres sabios.

 

Pedrayes no se avino a colaborar y se fue a Cádiz, donde le amparó la

Regencia del Reino. Fallece en Madrid (25 febrero 1815), en casi total

abandono, durante el reinado de Fernando VII