Los festejos tuvieron  lugar en la capilla  de Foncaleyu y en el prau de la fiesta con  misa de gaita y tambor, procesión y subasta el ramu. Seguidamente los asistentes  pudieron disfrutar en la barraca de un culín de sidra.

 

La fiesta ha sido precedida de la novena. Esta vez de nueve días, antes de la fiesta y que reúne a todos los devotos. Como novedad este año se ha estrenado el rezo de una novena propia, que une sentimiento del pueblo y tradiciones del lugar y cuyo texto ofrecemos a continuación.

 

 

 

Novena a la Virgen de Foncaleyu

 

Parroquia de Cazanes

 

 

ORACION PARA TODOS LOS DIAS

 

Virgen de Foncaleyu,

que cada año hagamos el camino,

por estos prados, como nuestros mayores,

a esta ermita;

y que crucemos el arroyo de la fe,

que brota de la fuente,

que eres tú, Virgen María.

 

Danos siempre el agua viva,

que apague nuestra sed.

 

Hemos venido a suplicarte

Porque tenemos “sed de Dios,

del Dios vivo”.

 

Concédenos lo que te pedimos,

¡Oh María, Madre del Señor!

Tú, que eres la Fuente de la Divina Gracia.

 

R. Amén.

 

SUPLICAS:

 

Pues sois el mejor atayu

Y también un buen senderu:

 

MIRANOS EN ESTI SUELU

¡OH VIRGEN DE FONCALEYU!

(Dios te salve María…)

 

Pues sois xana del regueru

Sois orbayu bajo el cielu:

 

MIRANOS EN ESTE SUELU

¡OH VIEGEN DE FONCALEYU!

(Dios te salve María…)

 

Pues sois techu y sois refugiu

Como la sombra de un fresnu:

 

MIRANOS EN ESTI SUELU

¡OH VIRGEN DE FONCALEYU!

(Dios te salve María…)

 

Pues de los males y el miedu

Eres tú nuestru remediu:

 

MIRANOS EN ESTI SUELU

¡OH VIRGEN DE FONCALEYU!

(Dios te salve María…)

 

Pues de Cazanes y Mieres, de Abayu

Y de Oriyés, prendes vuelu.

 

MIRANOS EN ESTI SUELU

¡OH VIRGEN DE FONCALEYU!

(Dios te salve María…)

 

Pídase la gracia que se desee alcanzar en esta novena.

 

(se hace un silencio)

 

ORACION FINAL:

 

Dios todopoderoso y eterno,

Que has elevado en cuerpo y alma

A los cielos a la inmaculada Virgen María,

Madre de tu Hijo, concédenos, te rogamos,

Que aspirando siempre a las realidades divinas

Lleguemos a participar de su misma gloria en el cielo.

Por Jesucristo nuestro Señor.

 

R. Amén

 

Ave María Purísima

Sin Pecado Concebida.