Vicente Alonso

Con la llegada de la primavera la Reserva Natural Parcial de la Ría de Villaviciosa   es un espectáculo.  Porreos y  praderas inundables adyacentes se llenan de garzas,  garcetas, agachadizas o  espátulas.  Las gallinetas,  ánade real o cercetas han empezado a anidar,   y pronto llegarán las cigüeñuelas

Pero  lo que acaba de  causar asombro y admiración    a visitantes y  aficionados a la observación de aves  fue la llegada de un  bando de diez cigüeñas blancas (Ciconia ciconia)  a la zona de los Porreos de Tornón. “Fue espectacular verlas aparecer de repente, en perfecta formación, llamaban la atención por la elegancia y organización del grupo”, explica el  maliayés Pedro Castro Alonso, fotógrafo,  y  aficionado al paseo de avistamiento de aves  por la ría y su entrono

Cada primavera es  habitual  la visita de  una o dos parejas a  ría de Villaviciosa. Esta vez fue la primera vez que se ve un grupo de diez. “Normalmente la estancia es corta, se dedican a  reponer fuerzas y    comer.  Les gustan  especialmente las ranas, lombrices de tierra,   lagartijas, culebras,  peces e insectos. Después  de descansar  continúan su viaje. El  cambio climático con más calor en el sur es posible que   altere y   adelante la fecha de vuelta”, apunta Castro todavía sorprendido por la llegada de un grupo tan numeroso de cigüeñas. Y afirma finalmente,  “en cualquier caso fue un  avistamiento alucinante”

 

Damos las gracias a  Pedro Castro Alonso que es  autor  de estas fotos que publicamos